pildoras
Última actualización: 12 junio, 2021

Nuestro método

27Productos analizados

18Horas invertidas

6Estudios evaluados

90Comentarios recaudados

Nuestro cuerpo necesita distintos tipos de vitaminas para mantenerse saludable. Cada vitamina proporciona distintos beneficios. Por ello, necesitamos conocerlos. También debemos saber qué alimentos deben estar presentes en nuestra alimentación. No obstante, existen variedad de complementos de vitaminas que se pueden incluir en la dieta.

En este artículo, explicamos lo que necesitas saber sobre la vitamina C con zinc. Además, presentamos las mejores opciones de suplementos de vitaminas que puedes incluir en tu dieta. Consumir la cantidad adecuada de vitamina C y zinc te ayudará a tener una buena salud.




Lo más importante

  • La vitamina C y el zinc mejoran los síntomas de infecciones y del resfriado común. Asimismo, desempeñan un papel importante en el sistema inmune.
  • La ingesta diaria recomendada (IDR) de vitamina C y zinc depende del género y la edad de la persona. Por otro lado, existe un nivel máximo de ingesta tolerable (NM) para los suplementos con estas vitaminas.
  • Se encuentran en distintos alimentos. La vitamina C se puede encontrar en frutas y verduras como los cítricos, kiwis y fresas. Por otro lado, el zinc biodisponible se puede encontrar en carnes rojas, huevos, mariscos, pescados y aves, entre otros.

Los mejores productos de vitamina C con zinc del mercado: nuestras recomendaciones

Existe una amplia variedad de opciones cuando hablamos de suplementos de vitamina C con zinc. Por ello, hemos elaborado una lista muy variada de productos que pueden ser de interés para los usuarios. A continuación, te presentamos la selección que hemos elaborado para ti.

La vitamina C con zinc preferida por los usuarios online

El producto favorito de los usuarios es un complemento con 180 comprimidos veganos. Vienen con 1.000 mg de vitamina C y 10 mg de zinc. La elaboración de este complemento no incluye ingredientes animales, ni ingredientes modificados genéticamente o aditivos innecesarios.

Este suplemento puede ser consumido por personas que sufren de alergias, debido a que el producto no contiene gluten, lactosa, ni otras sustancias relacionadas. Finalmente, es muy importante mencionar que no es apto para niños y adolescentes.

La mejor vitamina C con zinc para niños

Este jarabe infantil es elaborado por una compañía con varios años de trayectoria y experiencia en la formulación de complementos para niños. Ponen a disposición de sus clientes este producto libre de alérgenos y azúcar.

Este producto es apto para niños mayores de 12 meses. Por otro lado, la dosis diaria recomendada es de 10 ml. El jarabe infantil elaborado a base de vitamina C y zinc cuenta con un agradable sabor a naranja.

La mejor vitamina C con zinc en comprimidos efervescentes

Este complemento alimenticio trae comprimidos efervescentes que contienen vitamina C, zinc y selenio con edulcorantes. Se aconseja su consumo para ayudar a las defensas del organismo, disminuir el cansancio y la fatiga.

Asimismo, podemos mencionar que este producto no contiene gluten, lactosa ni azúcares. Este envase puede durar hasta 54 días aproximadamente. Su consumo es apto a partir de los 12 años.

La mejor vitamina C con zinc con protección gástrica

Este complemento de vitamina C y zinc cuenta con 365 cápsulas veganas. Favorece el buen desempeño del sistema inmunológico y reduce la fatiga durante un tiempo aproximado de seis meses.

Asimismo, no tiene aditivos artificiales, lactosa, gluten, ni conservantes. Es un complemento con protección gástrica y pH neutro. La finalidad de esto es hacer que su consumo sea agradable para el estómago.

La mejor vitamina C con zinc vegana

Este complemento vegano contiene una variedad de vitaminas y extractos naturales, incluyendo la vitamina C y zinc. Es totalmente vegano y no contiene sustancias como gluten, GMO o aditivos.

Asimismo, es un producto que se almacena en bolsas de papel kraft reciclables. De esta manera, si optas por este producto estás cuidando el medio ambiente. Finalmente, hay que tener en cuenta que se debe sellar después de su uso y guárdalo en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la vitamina C con zinc

Siempre hay una serie de dudas que tienen los usuarios acerca de las vitaminas. En este caso, daremos respuesta específicamente a cuestiones acerca de la vitamina C y zinc. A continuación, hemos elaborado una sección para despejar las dudas más comunes en relación con estas dos vitaminas.

pildoras

Los beneficios de la vitamina C y el Zinc son muy importantes para mantener nuestro cuerpo saludable. (Fuente: nakaridore: 12585301/freepik)

¿Para qué sirve la vitamina C con zinc?

La vitamina C y el zinc son elementos importantes dentro de una dieta alimenticia saludable. Tenemos que tener en cuenta sus características y para qué sirve cada uno de estos elementos.

En primer lugar, podemos comentar que la vitamina C es un micronutriente reconocido por ayudar al sistema inmunológico a funcionar correctamente, ya que protege al cuerpo de enfermedades como infecciones agudas y resfriados comunes (2, 4). Se ha demostrado que la vitamina C estimula varios componentes del sistema inmunológico, específicamente, la producción y función de los glóbulos blancos (5).

Sin embargo, la utilización de suplementos con vitamina C para prevenir los catarros no se ha justificado del todo. Esto es así debido a que su efecto no se ha comprobado en la población general (2).

Con respecto al zinc, este es un micronutriente esencial que participa en la regulación de las respuestas inmunes. Este elemento puede servir para reducir la duración y gravedad del resfriado común en personas sanas (8, 9).

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina C con zinc?

Conocer los beneficios que puede aportar la vitamina C y el zinc nos puede ayudar a darle el lugar que merecen en nuestra dieta diaria. A continuación, nombramos algunos beneficios que puede aportar (3).

  • Pueden mejorar los síntomas y acortar la duración de las infecciones del tracto respiratorio.
  • Pueden reducir la incidencia y mejorar el resultado de las infecciones provocadas por neumonía, malaria y diarrea.

Asimismo, podemos mencionar los beneficios específicos de la vitamina C (1, 2, 3, 4, 5, 7).

  • Produce una mejora en el sistema inmune.
  • Podría reducir la frecuencia de infecciones de vías respiratorias y tener un papel en las infecciones urinarias.
  • Mejora los componentes del sistema inmunológico humano.
  • Puede favorecer la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal.
  • Acorta y alivia la duración del resfriado común, pero no reduce el riesgo de enfermarse.
  • Puede tener un desempeño importante en la prevención, acortamiento y alivio de diversas infecciones.
  • Acelera el proceso de recuperación de infecciones.
  • Puede tener efectos significativos contra la neumonía.

De igual manera, podemos mencionar los beneficios particulares del zinc (6, 8)

  • Puede ser útil en el tratamiento de condiciones crónicas como la degeneración macular relacionada con la edad, la diabetes mellitus, la enfermedad de Wilson y el SIDA.
  • Puede reducir la duración del resfriado común.
  • Ayuda a mantener el sistema inmunológico saludable y adecuado.
  • Participa en la regulación de las respuestas inmunes e inflamatorias.

pildoras

Es importante tomar las dosis adecuadas para poder mantenernos saludable. Tomar en exceso puede tener consecuencias no gratas. (Fuente: whatwolf: 1206312/freepik)

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de vitamina C y zinc?

La ingesta diaria recomendada (IDR) para la vitamina C depende del género y edad de la persona. A continuación, presentamos la cantidad promedio diaria que se recomienda en miligramos (mg), según las características mencionadas anteriormente (4, 5).

Etapa Edad Hombres (mg/día) Mujeres (mg/día)
Infantes 0 a 6 meses 40 40
  Infantes 7 a 12 meses 50 50
  Niños 1 a 3 años 15 15
  Niños 4 a 8 años 25 25
  Niños 9 a 13 años 45 45
  Adolescentes 14 a 18 años 75 65
  Adultos 19 años a más 90 75
  Fumadores 19 años a más 125 110
  Embarazo 18 años a menos 80
  Embarazo 19 años a más 85
Periodo de lactancia 18 años a menos 115
Periodo de lactancia 19 años a más 120

Es importante mencionar que las personas que fuman necesitan 35 mg más de vitamina C al día en comparación con los no fumadores (4, 5). Por otro lado, es importante mencionar que aún se desconocen las dosis eficaces de vitamina C para prevenir y tratar infecciones (7).

Asimismo, hay que considerar la ingesta diaria recomendada de zinc. Esta también está sujeta a la edad y género del consumidor. A continuación, presentamos el detalle de las cantidades promedio diarias que se recomiendan en miligramos (mg) (6).

Etapa Edad Hombres (mg/día) Mujeres (mg/día)
Infantes 0 a 6 meses 2 2  
  Infantes 7 a 12 meses 3 3
  Niños 1 a 3 años 3 3
  Niños 4 a 8 años 5 5
  Niños 9 a 13 años 8 8
  Adolescentes 14 a 18 años 11 9
  Adultos 19 años a más 11 8
  Embarazo 18 años a menos 12
  Embarazo 19 años a más 11
  Periodo de lactancia 18 años a menos 13
Periodo de lactancia 19 años a más 12

¿Cuál es la dosis diaria máxima que se puede ingerir de vitamina C y zinc?

Existen posibles efectos adversos para la salud cuando se ingieren dosis muy altas de vitamina C. Sin embargo, ninguno de estos efectos adversos para la salud se han confirmado debido a que no existe suficiente evidencia científica (5).

Una de las mayores preocupaciones es la formación de cálculos renales con suplementos de vitamina C. Por otro lado, hay casos donde adultos experimentan trastornos gastrointestinales como la diarrea. Estos casos, por lo general se resuelven con la interrupción temporal de la suplementación de vitamina C. A continuación, se muestra una tabla donde se estableció un nivel máximo de ingesta tolerable (NM) para la vitamina C (5).

Edades Nivel Máximo (mg/ día)
  Infantes de 0 a 12 meses No es posible establecer
  Niños de 1 a 3 años 400
  Niños de 4 a 8 años 650
  Niños de 9 a 13 años 1200
  Adolescentes de 14 a 18 años 1800
Adultos de 19 años a más 2000

Una de las consecuencias del consumo excesivo de zinc a largo plazo, es la deficiencia de cobre (6).

A continuación, se muestra una tabla donde se puede observar el nivel máximo de ingesta tolerable de Zinc (6).

  Edades Nivel Máximo (mg/ día)
  Infantes de 0 a 6 meses 4
  Infantes de 7 a 12 meses 5
  Niños de 1 a 3 años 7
  Niños de 4 a 8 años 12
  Niños de 9 a 13 años 23
  Adolescentes de 14 a 18 años 34
Adultos de 19 años a más 40

Hay que tener en cuenta que, en el caso de los adultos, los 40 mg/día incluyen zinc dietético y suplementario (6).

¿En qué alimentos se puede adquirir naturalmente la vitamina C y el zinc?

La vitamina C la podemos encontrar en frutas y verduras (2). Podemos mencionar algunos alimentos como los cítricos, la grosella, guayaba, kiwis, fresas, melón, tomates, pimentón, brócoli y coles (1, 4, 5).

Los alimentos que son fuente de zinc biodisponible son las carnes rojas, huevos, mariscos, pescados y aves, entre otros. Por el contrario, los cereales integrales, granos enteros y legumbres, al tener un alto contenido en fitato, dificultan la absorción del zinc a nivel intestinal (1, 6).

Criterios de compra

Si estás buscando un suplemento de vitaminas, es importante que tengas en cuenta una serie de criterios. Por ello, nos hemos encargado de seleccionar los que consideramos más relevantes. Los detallamos a continuación.

Formato

Hay que considerar la variedad de formatos que tienen las vitaminas. Esto permite al usuario poder elegir la manera más cómoda de consumir este producto. Las dos maneras de consumo más comunes son en polvo y en cápsula.

Por lo general, las cápsulas tienen un tiempo de vida más prolongado. Además, pueden disimular los sabores que el usuario no desea. Por otro lado, el formato en polvo puede tener, en ocasiones, un coste menor.

Biodisponibilidad

La biodisponibilidad es el grado y la velocidad con que la vitamina es absorbida y utilizada por el cuerpo. Para que nuestro cuerpo pueda usar un nutriente, este necesita convertirse en un químico que pueda pasar entre las células del intestino.

Hoy en día, se pueden encontrar vitaminas que ofrecen esta característica. Siempre se busca que poco a poco vaya mejorando la solubilidad y estabilidad de las vitaminas por el intestino. De esta manera, la absorción de los nutrientes pueden ser absorbidos y utilizados por el cuerpo de manera más rápida y eficiente.

pildoras

Las vitaminas pueden consumirse en distintos formatos y sabores. (Fuente: puhhha: 47895066/ 123rf)

Sabor

En la mayoría de los casos, los usuarios suelen considerar el sabor en el caso de consumir vitaminas en polvo o efervescente. Esto permite que sean mucho más fáciles de tomar gracias al sabor agradable.

Los sabores de vitaminas en polvo o efervescentes más comunes se basan en cítricos. Algunos de ellos son el sabor a naranja, mandarina y limón. Para los niños es mucho más agradable degustar sabores similares a los cítricos.

Sin azúcar

El sector de vitaminas también se ha diversificado en muchos de sus productos. Al igual que en otros mercados, buscan ofrecer una variedad de opciones más saludables a sus consumidores. Una de estas alternativas, son las vitaminas sin azúcar.

Este tipo de vitaminas son ideales para las personas que buscan reducir el de azúcar, con la finalidad de tener una mejor alimentación o llevar dieta baja en glucosa. Por otro lado, el azúcar no es la única sustancia que se busca disminuir en estos productos. También, podemos ver vitaminas sin aditivos o gluten, entre otras sustancias. Además, hay vitaminas con ingredientes naturales.

Vegano

Este tipo de vitaminas apareció para las personas que quieran complementar su dieta vegana. Este estilo de vida se caracteriza por no consumir alimentos de origen animal, como la carne. No obstante, estos alimentos son los que incorporan el zinc a nuestro organismo.

Por ello, hay personas veganas que optan por complementar su dieta con vitaminas que contengan este elemento. Por otro lado, en el caso de la vitamina C, no hay un riesgo de déficit. La dieta vegana incorpora una gran variedad de frutas y verduras con esta vitamina.

Resumen

La vitamina C y el zinc son elementos muy importantes para nuestra salud. Por ellos, tenemos que consumirlos en nuestra dieta diaria. Hay una variedad de alimentos que cuentan con estas vitaminas, pero también los podemos adquirir a través de suplementos.

La información y estudios indica que hay muchos beneficios en consumir las cantidades adecuadas de esas vitaminas. Finalmente, esperamos haberte ayudado, con esta guía y su información. Puedes dejarnos tus comentarios o compartir este artículo a través de tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: thunderstock: 96147345/ 123rf)

Referencias (10)

1. García-Casal M, Landaeta M, Adrianza de Baptista G, Murillo C, Rincón M, Bou Rached L, Bilbao A, Anderson H, García D, Franquiz J, Puche R, García O, Quintero Y, Pablo Peña-Rosas J. Valores de referencia de hierro, yodo, zinc, selenio, cobre, molibdeno, vitamina C, vitamina E, vitamina K, carotenoides y polifenoles para la población venezolana [Internet]. SciELO. 2013.
Fuente

2. San Mauro-Martín I, Garicano-Vilar E. Papel de la vitamina C y los β-glucanos sobre el sistema inmunitario: revisión [Internet]. SciELO. 2015.
Fuente

3. Wintergerst E, Maggini S, Hornig D. Función de mejora inmunitaria de la vitamina C y el zinc y efecto sobre las condiciones clínicas [Internet]. Karger. 2006.
Fuente

4. National Institutes of Health. Vitamina C [Internet]. National Institutes of Health. 2021.
Fuente

5. Jane Higdon D. Vitamina C [Internet]. Oregon State University. 2018.
Fuente

6. Jane Higdon D. Zinc [Internet]. Oregon State University. 2019.
Fuente

7. Hemilä H. Vitamina C e infecciones [Internet]. MDPI. 2017.
Fuente

8. Zahi Gammoh N, De Lothar P. Zinc en infecciones e inflamaciones [Internet]. MDPI. 2017.
Fuente

9. Singh M, Das R. Zinc para el resfriado común [Internet]. Cochrane Library. 2015.
Fuente

10. Hemilä H. Vitamin C, respiratory infections and the immune system [Internet]. Trends in Immunology. 2003.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo
García-Casal M, Landaeta M, Adrianza de Baptista G, Murillo C, Rincón M, Bou Rached L, Bilbao A, Anderson H, García D, Franquiz J, Puche R, García O, Quintero Y, Pablo Peña-Rosas J. Valores de referencia de hierro, yodo, zinc, selenio, cobre, molibdeno, vitamina C, vitamina E, vitamina K, carotenoides y polifenoles para la población venezolana [Internet]. SciELO. 2013.
Ir a la fuente
Artículo
San Mauro-Martín I, Garicano-Vilar E. Papel de la vitamina C y los β-glucanos sobre el sistema inmunitario: revisión [Internet]. SciELO. 2015.
Ir a la fuente
Artículo
Wintergerst E, Maggini S, Hornig D. Función de mejora inmunitaria de la vitamina C y el zinc y efecto sobre las condiciones clínicas [Internet]. Karger. 2006.
Ir a la fuente
Página Web Oficial
National Institutes of Health. Vitamina C [Internet]. National Institutes of Health. 2021.
Ir a la fuente
Página Web Oficial
Jane Higdon D. Vitamina C [Internet]. Oregon State University. 2018.
Ir a la fuente
Página Web Oficial
Jane Higdon D. Zinc [Internet]. Oregon State University. 2019.
Ir a la fuente
Artículo
Hemilä H. Vitamina C e infecciones [Internet]. MDPI. 2017.
Ir a la fuente
Artículo
Zahi Gammoh N, De Lothar P. Zinc en infecciones e inflamaciones [Internet]. MDPI. 2017.
Ir a la fuente
Artículo
Singh M, Das R. Zinc para el resfriado común [Internet]. Cochrane Library. 2015.
Ir a la fuente
Artículo
Hemilä H. Vitamin C, respiratory infections and the immune system [Internet]. Trends in Immunology. 2003.
Ir a la fuente
Evaluaciones