Última actualización: 14 mayo, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Si eres un fanático del deporte, seguramente lo hayas usado alguna vez o te lo recomendó tu fisioterapeuta. Hablamos del vendaje Neuromuscular o kinesiotape. Son tiras de tela de colores que se colocan sobre los músculos. Las puedes ver asomar bajo una camiseta o short en el gimnasio.

Su uso sobre lesiones es muy común. Sin embargo, se trata de un producto que despierta dudas y sus propiedades se siguen estudiando (1, 2, 3). Si esto es así, ¿por qué lo usan tanto los propios fisioterapeutas? Porque sus efectos rehabilitadores y analgésicos parecen evidentes. Por lo tanto, lo convierten en una estupenda herramienta de trabajo. Por este motivo, en este artículo te detallaremos sus funcionalidades y características. ¿Te animas a continuar leyendo y saber más?




Lo más importante

  • El vendaje neuromuscular es una técnica terapéutica que existe desde los años 70. Ayuda a la rehabilitación, protección y alineación del sistema músculo esquelético y circulatorio.
  • Sus beneficios siguen siendo estudiados. Sin embargo, los resultados de investigaciones actuales parecen indicar que su uso tiene un impacto positivo. Así, alivia el dolor y ayuda a la recuperación funcional de las lesiones.
  • Elegir un vendaje neuromuscular adecuado y que cumpla los estándares médicos es de vital importancia. De esta manera, podremos disfrutar de todos los beneficios que nos reporta su uso.

Los mejores vendajes neuromusculares del mercado: nuestras recomendaciones

Si estás aquí, es posible que te hayas lesionado o estés buscando un buen soporte para tus entrenamientos. Sin embargo, seguramente te encuentres ante la incógnita de qué vendaje neuromuscular elegir. Siendo un producto tan popular, las opciones parecen no acabar nunca. No te preocupes. Hemos hecho una selección de los mejores según las necesidades de cada usuario. ¡Empecemos!

El vendaje neuromuscular favorito de los usuarios online

Una opción sencilla, económica y muy eficaz. Consta de dos rollos de cinta de 5 x 5 cm, con colores a elegir entre negro y beige o azul y rosa. Cuenta, además, con un adhesivo muy potente y testado dermatológicamente. Por eso, podrás usarlo varios días sin tener que cambiarlo.

Es uno de los favoritos de los fanáticos de la salud y del cuidado personal. Ellos destacan su fantástica relación calidad precio. Además, está disponible en varios colores, tanto discretos como más llamativos.

El vendaje neuromuscular más cómodo

Se trata de un set de 25 tiras ya cortadas de 25 x 5 cm con bordes redondeados. Es, sin duda, la opción más cómoda, gracias a su sencillo modo de uso. También debido a la gran elasticidad de sus materiales. Está compuesto por algodón y elastano transpirable (otro punto a su favor).

Estas tiras destacan por su practicidad y durabilidad. Igualmente, son lo bastante largas como para cubrir casi cualquier músculo. No obstante, si no necesitas tanta longitud, las puedes cortar y aprovechar aún más. Están disponibles en color negro, azul, beige y rosa.

El mejor vendaje neuromuscular no pre cortado

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Otro excelente producto de la marca alemana, esta vez como un rollo ininterrumpido de 5 m x 5 cm. Permite el corte de las cintas de forma completamente personalizada y de acuerdo a tus necesidades. Es igualmente impermeable, transpirable y de larga durabilidad. Esto es gracias a sus materiales y adhesivos.

Su vertibilidad y calidad lo convierten en una estupenda opción para todo tipo de lesiones y usos. Además, está disponible en los típicos colores y con una guía detallada para su correcta aplicación.

El mejor vendaje neuromuscular de grado médico

Este vendaje neuromuscular no pre cortado mide 5 m x 5 cm. Permite una mejor adaptabilidad a cualquier tipo de uso que se le quiera dar. Asimismo, cuenta con un potente adhesivo de grado médico, impermeable y aprobado por la FDA y con certificado CE.

Es una de las más recomendadas por los usuarios. Principalmente, por la calidad de su tejido elástico de cuatro direcciones y su durabilidad. Incluye una guía ilustrada de 82 páginas para que le puedas sacar el mejor partido.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el vendaje neuromuscular

El uso del vendaje neuromuscular está muy extendido y lleva con nosotros desde finales de los años 70 (1). Aunque para muchas personas sus propiedades y funcionamientos siguen siendo una incógnita. Si aún no conoces todo lo que este producto puede hacer por ti, lee atentamente los siguientes puntos. En esta sección, te desvelamos las dudas más comunes que surgen alrededor del vendaje neuromuscular.

Siempre es mejor que nos aplique el vendaje neuromuscular un profesional cualificado.
(Fuente: Milan: 338163870/ Stock.adobe)

¿Qué es el vendaje neuromuscular?

Se trata de una cinta de tela impermeable con una textura, grosor, peso y elasticidad parecida a la de la piel humana. Es capaz de estirarse hasta un 160%. Uno de sus lados cuenta con un adhesivo antialérgico y transpirable. Este permite su uso continuado durante largos periodos de tiempo (4). Fue desarrollado en Japón por el acupunturista y quiropráctico Dr. Kenzo Kase, en la década de 1970.

La idea surgió como un intento por hallar una alternativa de tratamiento para la osteoartritis de los pacientes más mayores. Habían observado que el vendaje de las articulaciones dañadas era efectivo. El problema surgió en los distintos materiales disponibles. Es que no eran adecuados para una sujeción duradera y cómoda, que permitiera un mayor rango de movimiento (1).

¿Para qué sirve el vendaje neuromuscular?

El vendaje neuromuscular se aplica de forma longitudinal al músculo, en la dirección de su estiramiento y contracción. De este modo, ayuda a la estabilidad y soporte de los músculos, acompañando su movimiento. Su uso produce un efecto analgésico, a la vez que sigue permitiendo la libre movilidad. Por ello, su uso en rehabilitación es muy común (3).

Asimismo, actúa como un músculo sobre la piel, ayudando en la rehabilitación de músculos y articulaciones. También sirve para potenciar el drenaje linfático y para prevenir lesiones (3). Esto lo hace muy popular entre personas de lo más variadas:

  • Deportistas de élite
  • Personas mayores
  • Personas con algún tipo de lesión (derivada o no de la actividad física)
  • Caballos de carreras

¿Cómo se usa el vendaje neuromuscular?

Como ya hemos comentado, el vendaje neuromuscular se coloca de forma longitudinal al músculo que queramos tratar o proteger (5). El músculo debe estar en posición de extensión. La tira, por su parte, se adhiere a la piel, ejerciendo una ligera tensión. Esta tensión no debe superar nunca el 10%, ya que de otro modo perdería efectividad. Sabremos que está bien colocada, si al relajar el músculo se forman pequeñas arrugas. Las mismas ayudan a aliviar la tensión percibida.

Se comienza colocando su base sin ejercer ningún tipo de presión, estirándose según la lesión a tratar. De esta dependerá el uso de una de las siguientes técnicas de aplicación:

  • Corrección mecánica: Se utilizan para prevenir los movimientos lesivos, sin limitar otros movimientos naturales del músculo o articulación.
  • Rectificación funcional: Limitan la hiperextensión y pueden englobar otras técnicas mencionadas.
  • Corrección de fascias: Se usan para reconducir el movimiento de una fascia muscular y reducir el dolor.
  • Ampliación del espacio intersticial: Actúan descomprimiendo los tejidos involucrados y aliviando el dolor.
  • Técnicas ligamentosas o tendinosas: Ayudan a mejorar la propiocepción y absorben de tensión la zona. De ese modo, se alivia el dolor de la lesión.
  • Corrección circulatoria: Aumentan la circulación sanguínea y linfática, disminuyendo la tensión de los tejidos. Se suelen usar en casos de hinchazón o hematomas.

¿Qué formas de aplicación tiene el vendaje neuromuscular?

Las formas más comunes para la aplicación de un vendaje neuromuscular son en “I”, “Y” y abanico. Todas ellas se pueden combinar según nuestros objetivos. A continuación, te describimos brevemente todas las formas posibles de cortar un vendaje neuromuscular:

  • I: Es el más comúnmente usado. Con él se intenta focalizar la acción en una zona determinada de la lesión.
  • Y: Se trata de una variante del corte en I. Reparte la tensión de forma uniforme entre los dos extremos de la “Y” y alrededor de la lesión. Así, abarca una zona más amplia.
  • Abanico: Es el más usado para la corrección circulatoria. Dispersa la tensión en diferentes direcciones a través de sus numerosas “colas”.
  • X: Este vendaje focaliza la presión sobre un punto muy concreto del tejido, al igual que el vendaje en “I”. A la vez, sus cuatro extremos se dirigen a puntos distintos.
  • Estrella: Se usa, de nuevo, para una acción focalizada. Sin embargo, en un punto más amplio de la musculatura.
  • Donut: Es el más recomendado en dolores agudos y para corregir espacios intersticiales.
  • Maya o red: Por último, este tipo de corte tiene una función principalmente analgésica y de activación circulatoria, como en el corte de abanico. La tensión del vendaje debe localizarse en la parte central.

¿Para qué dolencias se usa el vendaje neuromuscular?

Sus adeptos los usan para todo tipo de lesiones. Desde una rotura de ligamento cruzado anterior (LCA) (1), hasta una fascitis plantar, dolor crónico o bruxismo. Todo tipo de problemáticas musculares, articulares y edematosas son intervenidos con esta técnica. Sin embargo, debemos advertir que su adecuación a cada una de ellas está todavía en estudio. Su efectividad depende mucho de las habilidades y conocimientos fisioterapéuticos de quien la aplica (1, 3, 5).

De momento, los estudios científicos han hallado que su uso parece tener un efecto positivo. Tanto junto con otras técnicas de rehabilitación, como por sí misma. Sus efectos beneficiosos son principalmente reducir el dolor y acelerar la recuperación. También aumentar el bienestar y calidad de vida de los usuarios.

¿Qué significan los colores del vendaje neuromuscular?

En principio, no significan nada. Dependen del gusto estético de cada uno. Los primeros vendajes neuromusculares que surgieron y empezaron a verse en los juegos olímpicos eran de color azul. Luego fueron aplicándose más colores, por la creencia de que el color del vendaje influía psicológicamente en el proceso de curación. Así, un vendaje azul ejercería un efecto frío y uno rojo, caliente.

Podemos concluir que los colores del vendaje neuromuscular no tienen un significado o resultados concretos. Las personas que crean que pueden beneficiarse de este efecto sugestivo, podrían probar distintos colores y comprobar sus efectos. Si no es tu caso, la elección de uno u otro color es completamente personal.

Una de las aplicaciones del Kinesiotaping es el drenaje linfático, especialmente de las extremidades. (Fuente: Andreaobzerova: 317004779/ Stock.adobe)

¿Cuánto tiempo se puede usar el vendaje neuromuscular?

Normalmente, de 3 a 5 días sin cambiar el vendaje neuromuscular. Por supuesto, esto dependerá de la calidad de los materiales de los que esté hecho el kinesiotape. Además de que sean más o menos duraderos, resistentes, transpirables e impermeables.

También depende de que hayamos colocado la cinta correctamente. ¿La has estirado demasiado, no has lavado y rasurado correctamente la zona o has despegado y vuelto a colocar la venda? Entonces, es muy posible que no obtengas resultados óptimos.

Dicho todo esto, hay vendajes neuromusculares que pueden durar incluso más tiempo. Es el caso de muchos de los que te hemos recomendado al principio de este artículo. Los mismos pueden durar hasta 7 días sin necesidad de cambiarlos. Y sin que se despeguen los bordes por acción del agua, el sudor o la actividad física.

Alternativas al vendaje neuromuscular

Son muchas las alternativas y tratamientos no quirúrgicos que se pueden combinar con el vendaje neuromuscular. Entre ellos, destacan la electroterapia, ultrasonidos y ejercicios específicos. Sin embargo, junto con el kinesiotape, existen otras terapias alternativas muy populares. Estas prometen buenos resultados por sí solas. En la siguiente tabla comparativa, puedes ver todas sus características y limitaciones (5).

Vendaje neuromuscular Terapia de masaje deportivo Acupuntura
Usos comunes Soporte, analgesia, aumentar la funcionalidad y la circulación Flexibilidad, rendimiento, disminuir el dolor y la tensión Controlar el dolor, las náuseas y vómitos, así como trastornos respiratorios
Origen Década de 1970 en Japón Antigua china y Grecia, popularizada en EE.UU. en los juegos Olímpicos de Atlanta de 1996 Primera referencia escrita en el año 100 a. C.
Qué es Vendaje adhesivo, impermeable y con una elasticidad del 140 al 160% Técnicas manuales, junto con aceites y hierbas naturales Punción mediante agujas de “puntos gatillo” en el cuerpo
Efectividad Prometedora en cuanto a sus efectos analgésicos y al aumento de la funcionalidad, pero más investigación de calidad es necesaria Resultados positivos en el aumento de flexibilidad y rendimiento, así como en la disminución de la tensión y el dolor, aunque hacen falta más estudios bien diseñados Buenos resultados con respecto a su poder analgésico. Sin embargo, se deben investigar mejor esta y otras de sus propiedades atribuidas

Criterios de compra

¿Estás pensando en probar el vendaje neuromuscular? Puede que te hayan surgido varias preguntas en cuanto a cómo elegir la mejor opción. No te preocupes. En este apartado, encontrarás los criterios de compra más importantes para tomar una buena decisión.

Elasticidad

Un buen vendaje neuromuscular debería tener una elasticidad del 140 al 160% para igualar lo máximo posible la de la piel humana (4). Lo ideal es que la cinta se mueva con nosotros con naturalidad, como si fuera una “segunda piel”.

Si la cinta que estamos considerando no llega a este porcentaje, no nos beneficiamos de sus efectos positivos. De hecho, es muy posible que su aplicación sea difícil o que el vendaje neuromuscular se despegue. Es que no se adaptará a nuestros músculos y movimientos.

En última instancia, podría resultarnos perjudicial, al no estirarse lo suficiente y ofrecer resistencia a la acción que queremos llevar a cabo. El músculo, en estos casos, no puede trabajar en su rehabilitación. Además, soporta una presión extra e innecesaria.

Nuestro vendaje neuromuscular debería aguantar el agua, ¡y nuestro ritmo! (Fuente: sportpoint: 206352193/ Stock.adobe)

Impermeabilidad

Es importante que nuestro vendaje neuromuscular sea impermeable. Así, resistirá nuestras actividades diarias, deportivas, duchas y sudor. Para cerciorarnos de ello, deberíamos prestar atención a los materiales que la componen. Especialmente al adhesivo, ya que de él depende que la cinta quede bien sujeta a nuestra piel.

El material más común y resistente es el acrílico, aunque también es frecuente el elastano. Sin embargo, evita aquellos productos que contienen látex. Es debido a que pueden contener tóxicos perjudiciales para nuestra dermis.

Dimensiones

A la hora de elegir un vendaje neuromuscular, deberíamos tener en cuenta para qué lo vamos a usar. Basándonos en ello, debemos escoger qué medidas son las más adecuadas en nuestro caso. Las medidas más comunes de los vendajes neuromusculares son:

  • 5 m x 5 cm: Esta es la medida estándar. Es la que más vamos a encontrar a la hora de buscar un vendaje neuromuscular. Es quizás también la más versátil, ya que es adecuada para casi todo tipo de zonas o fácilmente modificable.
  • 5 m x 2,5 cm: Estas son dimensiones que se usan para zonas pequeñas. Especialmente dedos, músculos faciales o en pediatría.
  • 5 m x 3,75 cm: También se utilizan en el tratamiento de pequeñas articulaciones (como muñecas y tobillos).
  • 4 m x 5 cm: Este tipo está especialmente formulado para resistir su uso cuando practicamos deportes acuáticos.
  • 5 m x 7,5 cm: Son las cintas que se usan cuando la zona a tratar es especialmente grande.
  • 31 m x 5 cm: Si la vamos a usar muy a menudo, naturalmente, este será el formato que más nos durará.

Transpiración

Del mismo modo, es importante que los materiales del vendaje neuromuscular sean transpirables. Más que respirar, la piel necesita transpirar. Precisa recibir oxígeno, pero, sobre todo, necesita expulsar toxinas, sebo y células muertas. El algodón es normalmente el tejido de elección.

Es natural, resistente, suave y transpirable. Son todas estas cualidades las que lo hacen perfecto para el contacto con pieles sensibles. De esta forma, pueden aguantar todas las actividades que vayas a llevar a cabo durante el tiempo que uses el vendaje neuromuscular.

Pre cortada o no

Por último, existen dos tipos de vendajes neuromusculares: pre cortados y no pre cortados. ¿Cuál deberíamos elegir? En este caso, no hay una respuesta correcta. Usar uno u otro tipo, dependerá del uso que le demos y de nuestras preferencias.

Si vamos a usar nuestro vendaje para cubrir zonas corporales amplias, la mejor opción es la cinta no pre cortada. Al ser una banda larga de tela, es mucho más versátil. Puede ser cortada en múltiples longitudes y formas, según nos convenga.

¿Tu dolencia no necesita un vendaje especialmente largo? ¿La comodidad es lo que prima para ti? En ese caso, un vendaje pre cortado no solo será suficiente, sino ideal. De un único movimiento, tendrás en la mano un vendaje neuromuscular bien cortado. Además, está diseñado para usar tanto solo, como en combinación con otros para cubrir un gran número de necesidades.

Resumen

Los beneficios del vendaje neuromuscular son muchos. Por ejemplo, protección, apoyo, drenaje, analgesia, facilitación de la movilidad y aceleración de la recuperación. Sin embargo, una elección y uso correctos de esta herramienta son necesarios para que sea realmente efectiva. De este modo, evitaremos empeorar nuestras dolencias.

Desde sus inicios, cada vez son más las personas y profesionales que lo usan y alaban sus virtudes. Aun así, queda mucho por investigar sobre las posibilidades que nos ofrece esta alternativa a las terapias habituales. Si estás buscando una solución barata y accesible para tus entrenamientos, ¡te animamos a que tú también lo pruebes y nos cuentes en los comentarios cuál ha sido tu experiencia!

(Fuente de la imagen destacada: Studiomay: 424726827/ Stock.adobe)

Referencias (5)

1. Pruett, Annabeth D., ¿Es eficaz el uso de la cinta Kinesio (KT) para reducir el dolor en la cirugía posoperatoria del ligamento cruzado anterior (LCA)? Beca para estudiantes de estudios de asistente médico de PCOM [Internet]. 2020 [citado 7 de abr 2021]; 561.(1-15)
Fuente

2. Yilan Sheng, Zhouying Duan, Qiang Qu, Wenhua Chen, Bo Yu. Kinesio taping en el tratamiento del dolor lumbar crónico inespecífico: una revisión sistemática y un metanálisis. Rihabil Med [Internet]. 2019 [citado 7 abr 2021]; ; 51: 734–740.
Fuente

3. Espejo L, Apolo MD. Revisión bibliográfica de la efectividad del kinesiotaping ScienceDirect[Internet]. SERMERF; 2011 [citado 7 abr 2021].
Fuente

4. Pruett, Annabeth D., ¿Es eficaz el uso de la cinta Kinesio (KT) para reducir el dolor en la cirugía posoperatoria del ligamento cruzado anterior (LCA)? Beca para estudiantes de estudios de asistente médico de PCOM [Internet]. 2020 [citado 7 de abr 2021]; 561.(1-15)
Fuente

5. P. Trofa D, K. Obana K, L. Herndon C, S. Noticewala M, L. Parisien R, A. Popkin C, et al. La evidencia de las modalidades no quirúrgicas comunes en la medicina deportiva, parte 1: cinta de Kinesio, terapia de masaje deportivo y acupuntura [Internet]. NCBI. J Am Acad Orthop Surg Glob Res Rev.f; 2020 [citado 7 abr 2021].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Ensayo Clínico
Pruett, Annabeth D., ¿Es eficaz el uso de la cinta Kinesio (KT) para reducir el dolor en la cirugía posoperatoria del ligamento cruzado anterior (LCA)? Beca para estudiantes de estudios de asistente médico de PCOM [Internet]. 2020 [citado 7 de abr 2021]; 561.(1-15)
Ir a la fuente
Revisión Sistemática y Meta-análisis
Yilan Sheng, Zhouying Duan, Qiang Qu, Wenhua Chen, Bo Yu. Kinesio taping en el tratamiento del dolor lumbar crónico inespecífico: una revisión sistemática y un metanálisis. Rihabil Med [Internet]. 2019 [citado 7 abr 2021]; ; 51: 734–740.
Ir a la fuente
Revisión Sistemática
Espejo L, Apolo MD. Revisión bibliográfica de la efectividad del kinesiotaping ScienceDirect[Internet]. SERMERF; 2011 [citado 7 abr 2021].
Ir a la fuente
Revisión Sistemática
Pruett, Annabeth D., ¿Es eficaz el uso de la cinta Kinesio (KT) para reducir el dolor en la cirugía posoperatoria del ligamento cruzado anterior (LCA)? Beca para estudiantes de estudios de asistente médico de PCOM [Internet]. 2020 [citado 7 de abr 2021]; 561.(1-15)
Ir a la fuente
Revisión Sistemática
P. Trofa D, K. Obana K, L. Herndon C, S. Noticewala M, L. Parisien R, A. Popkin C, et al. La evidencia de las modalidades no quirúrgicas comunes en la medicina deportiva, parte 1: cinta de Kinesio, terapia de masaje deportivo y acupuntura [Internet]. NCBI. J Am Acad Orthop Surg Glob Res Rev.f; 2020 [citado 7 abr 2021].
Ir a la fuente
Evaluaciones