Última actualización: 1 noviembre, 2021

¿Cuál es la mejor manera de afrontar una gastroenteritis? Con atención, respetando una dieta nutritiva que le permita a tu cuerpo recuperarse gradualmente. La duración de la gastroenteritis puede variar según el paciente y el cuidado de su salud que este lleve diariamente.

La gastroenteritis es una enfermedad que afectará nuestra rutina diaria, limitará nuestras actividades y nos hará sentir débiles. Es muy importante respetar el proceso de recuperación, y ser paciente. De este modo lograremos soportar la gastroenteritis y evitar volver a padecerla. Si quieres saber más, este artículo es ideal para ti.




Lo más importante

  • La gastroenteritis es una enfermedad que puede ser originada por una bacteria o por un virus, este último es el más típico. Durante la enfermedad no podemos ingerir cualquier tipo de alimentos, solo lograríamos agravar nuestra situación.
  • Es importante tener una buena dieta. La deshidratación y falta de nutrientes son los efectos más comunes, producto de la diarrea y vómitos de la gastroenteritis.
  • La enfermedad puede durar unos pocos días como también puede superar las semanas, dependiendo de la edad, la salud, el modo de vida y de alimentarse del paciente.

Gastroenteritis: recuperación definitiva

La gastroenteritis es una enfermedad que afecta el sistema digestivo, sobre todo a los intestinos que se encargan de obtener muchos de los nutrientes que ingerimos en las comidas. De esa manera, el paciente que sufre los efectos de la gastroenteritis causando deshidratación y pérdida de peso.

Para poder tener una buena recuperación, es importante respetar una dieta nutritiva. A base de alimentos fáciles de digerir por nuestro organismo para no agravar la situación de nuestro sistema digestivo.

Los alimentos livianos y fáciles digerir son la mejor opción para permitirle a tu organismo recuperarse con facilidad. (Fuente: Ryan Pouncy: z7vL_Gk6CJI/ unsplash)

¿Qué debes comer?

La gastroenteritis genera diarrea, vómito, náuseas y/o fiebre. Como resultado llevan al paciente a un estado de deshidratación y desnutrición mediante la pérdida de electrolitos y demás nutrientes. Por esta razón, la alimentación es muy importante y se debe respetar una dieta con un buen manejo nutricional. Veamos que se recomienda comer para recuperarse (2).

Menores de 5 años Mayores de edad
¿De qué manera? Gradualmente. Aquellos niños que aún reciben lactancia materna, no deben disolverse de ningún modo. Solo tener control con las cantidades Gradualmente. Respetando las comidas recomendadas
Rehidratación Agua, leche (lactantes principalmente), todo tipo de líquidos sin concentración de azúcar Agua y demás líquidos bajos en azúcares, se recomienda tener cuidado con los lácteos
Alimentación Alimentos astringentes: Yogur natural, frutas como la banana o manzana (preferentemente cocidas), cereales integrales, carnes magras, arroz, harina de maíz Alimentos astringentes: Yogur natural, frutas como la banana o manzana (preferentemente cocidas), cereales integrales, carnes magras, arroz, verduras cocidas
Que no comer Alimentos ricos en fibra insoluble y de alta concentración de azúcar, como la papa, verduras verdes, cafeína, condimentos, frutas jugosas como la naranja, gelatina, bebidas deportivas Alimentos ricos en fibra insoluble y de alta concentración de azúcar, como la papa, verduras verdes, cafeína, condimentos, frutas jugosas como la naranja

La importancia de hidratar tu cuerpo

El síntoma más preocupante sobre la gastroenteritis es la deshidratación, por la degradación que puede causarle al intestino. Los intestinos son los últimos encargados de procesar los nutrientes que ingerimos.

Antes de comenzar con la realimentación, es importante que tu intestino y el resto de tu organismo se encuentre bien hidratado (1). De no ser así, ningún nutriente que ingrese a tu organismo aportará lo que tu cuerpo necesita.

Figueroa, Vásquez, Noguera y VillalobosAlimentación del paciente con diarrea aguda
«Se ha demostrado que: el ayuno, la desnutrición y la alteración de la microbiota intestinal, disminuyen: la masa del intestino, la actividad enzimática y la tasa de recambio celular. Todos estos factores intervienen con los mecanismos de absorción, digestión y excreción de nutrientes, así como también con los mecanismos de defensa del intestino contra agentes invasores»

Alimentos astringentes

En conjunto con la deshidratación, el organismo se debilita ante la pérdida de nutrientes producto del vómito y la diarrea. La alimentación entonces, debe ser urgente, pero progresiva para que nuestro cuerpo logre adaptarse nuevamente.

Especialistas recomiendan ingerir alimentos astringentes, son aquellos que se pueden digerir fácilmente, por lo que no afectarán a los intestinos que se vieron dañados por la gastroenteritis. La base de esta dieta deben ser carbohidratos, proteínas y lípidos, ya que aportan calcio, magnesio y manganeso y nos ayudan a fortalecer nuestro metabolismo (3).

Alimentos que debes evitar

A pesar de haber hecho referencia a este aspecto en otro apartado, queremos remarcar la importancia de no ingerir algunos alimentos. Debido a que generarán recaídas en la gastroenteritis, alentarán el proceso de recuperación y harán que el organismo se debilite nuevamente.

Los alimentos grasos, de alto contenido de azúcar y fibrosos deben ser los principales a evitar. Tus intentos se encontrarán debilitados, consumir este tipo de comidas es perjudicial, no tendrán la fuerza suficiente para digerirlos. Del mismo modo ocurre con las gaseosas o la cafeína (2).

Los síntomas te impedirán seguir con tu rutina diaria, un mal estar estomacal puede convertirse en días de reposo si no tenemos el cuidado que corresponde. (Fuente: Zohre Nemati: hdrudRmTaes/ unsplash)

Síntomas de la gastroenteritis

La gastroenteritis es una enfermedad que puede afectar las diferentes capas del sistema digestivo, especialmente los intestinos, como venimos comentando. Es considerada una enfermedad benigna, al no atentar hoy en día contra la vida de las personas del mismo modo que lo hacía en el pasado, pero que requiere de atención.

Atenerse a los síntomas y respetar una recuperación debida es tan importante como quieras evitar que estos síntomas se agraven aún más.

Los síntomas propensos a ser gastroenteritis son la fiebre, diarrea, heces con sangre, calambres estomacales y vómitos, muestras propias de la enteritis, colitis y gastritis (4). Si identificas alguno de estos indicios, te recomendamos consultar a tu médico, y tener cuidado especial con tu rutina y dieta.

Causas de la gastroenteritis

Las principales causas de la gastroenteritis están en la comida o bebidas y en el compartir con otras personas esas comidas. Lo más común es que el origen de la intoxicación alimentaria se encuentre de forma viral (7) en:

  • Comidas en mal estado, ya sea porque se encuentren vencidas, congeladas o por haber permanecido fuera del refrigerador durante mucho tiempo.
  • Cocinas sin una higiene correcta.
  • Comidas crudas, especialmente mariscos, carnes rojas o huevos.
  • Agua estancada, puede que la consumamos bebiéndola o que se haya utilizado para cultivar o limpiar alimentos que luego hemos consumido.
  • Contagio de alguien que ya tiene gastroenteritis y hemos compartido cubiertos o comidas.

Prevención

Teniendo en cuenta que la gastroenteritis es una enfermedad que puede ser causada desde diferentes fuentes. La prevención es una fase complicada, para aquellas personas que ya hayan tenido gastroenteritis como para los que no. Se la registra como una de las patologías infecciosas más frecuentes en Europa (8).

Además de prevenir el contagio de este virus que afecta al sistema digestivo, es importante tener un organismo capaz de soportarlo de la mejor manera en caso de que nos contagiemos. Por esta razón, tener un buen descanso diario, hacer ejercicio y tener una dieta balanceada son esenciales para que los síntomas de una hipotética gastroenteritis, u otras enfermedades digestivas, sean leves (5). Es crucial mantenerse hidratado.

Por otro lado, para prevenir la propagación de esta enfermedad viral. Los pacientes deben cumplir las precauciones entéricas, los niños no ser enviados a la guardería hasta el cese de síntomas y mantener la lactancia de los bebés. Además, en los últimos años se han desarrollado vacunas en forma de prevención (6).

Recuperación en niños y en adultos

Como afirmamos antes, la recuperación de la gastroenteritis es un proceso gradual tanto para niños como para adultos. Los expertos afirman que la recuperación en niños suele ser más lenta, sobre todo en los recién nacidos, donde la enfermedad puede llegar a ser relativamente grave (10).

Los niños en edad de lactancia, las principales recomendaciones es mantener la alimentación de la leche materna sin reducir cantidades. Para que el niño pueda adaptar su cuerpo luego de la deshidratación, sugerimos hacerlo de forma frecuente y por períodos más cortos.

Los adultos por el otro lado, suelen tener recuperaciones más veloces. La vuelta a la alimentación debe ser veloz, con la salvedad de los adultos que mantengan vómitos constantes. La recomendación es similar a la de los niños, alimentarse varias veces al día, en pequeñas porciones (2).

Existen diferentes formas de prevenir la gastroenteritis, si sabes que alguien la padece no compartas cubiertos y evita el contacto estrecho. (Fuente: Priscilla Du Preez: ELnxUDFs6ec/ unsplash)

¿Cuánto es normal que dure la gastroenteritis?

La duración de la gastroenteritis suele variar en cada caso, especialistas afirman que lo usual debe rondar uno, dos o tres días de síntomas. De todos modos, es normal encontrarnos con casos de gastroenteritis que duren hasta 10 días (2).

Otros profesionales relacionan la diarrea con un proceso aún más lento, en especial de no cumplir una recuperación específica. Una diarrea relacionada con la gastroenteritis, preocupante, pero normal, puede durar dos semanas e incluso más. Cuando supere el mes de duración, la preocupación es mayor y puede relacionarse con otras infecciones que necesitan de consulta médica urgente (9).

En los casos donde la enfermedad dure este tiempo, se debe tener especial cuidado en la recuperación. Debido a que los efectos de la deshidratación causados por los síntomas pueden agravarse.

Conclusión

Nuestro cuerpo tiene lo necesario para soportar este tipo de enfermedades, debemos cuidarlo. La gastroenteritis afecta nuestro sistema digestivo y debilita el resto del organismo, la mejor cura para ello es la prevención y la atención constante a cómo nos sentimos. Todos deben respetar una dieta balanceada, en especial los niños y las personas mayores de edad.

La gastroenteritis necesita de una recuperación progresiva y cuidadosa, la deshidratación debe ser rápidamente controlada, es muy importante. Te sugerimos que te enfoques en tu cuerpo y que controles los síntomas, una buena recuperación necesita ser mantenida de forma diaria. ¡Tu salud es muy importante!

(Fuente de la imagen destacada: deagreez: 113837057/ 123rf)

Referencias (10)

1.
Fuente

2.
Fuente

3.
Fuente

4.
Fuente

5.
Fuente

6.
Fuente

7.
Fuente

8.
Fuente

9.
Fuente

10.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Figueroa Olga, Vásquez Margarita, Noguera Dalmacia, Villalobos Daniel. Alimentación del paciente con diarrea aguda. Arch Venez Puer Ped [Internet]. 2014 Mar [citado 2021 Sep 23] ; 77( 1 ): 41-47.
Ir a la fuente
Dieta para casos de gastroenteritis. Wnyurology.com. [citado el 23 de septiembre de 2021].
Ir a la fuente
Baca-Ibáñez SY, Ríos-Paico PE, Rojas-Naccha JC. Importance of magnesium in the human diet. Agroindustrial sci. 2015;5(2):177–89.
Ir a la fuente
Arguedas Lázaro Y, Revuelto Artigas T, Lorente Pérez S. Gastroenteritis eosinofílica. Medicine. 2012;11(3):166–73.
Ir a la fuente
Desiderio DWA, Losardo RJ, Bortolazzo C, van Tooren JA, Hoyo EH. Deporte, educación y salud [Internet]. Org.ar. [citado el 27 de septiembre de 2021].
Ir a la fuente
Vacunas y otras medidas de prevención de Gastroenteritis Viral y Bacteriana. Herrington, Rennels y Levine.
Ir a la fuente
Yalda Lucero A. Etiología y manejo de la gastroenteritis aguda infecciosa en niños y adultos. Rev médica Clín Las Condes. 2014;25(3):463–72.
Ir a la fuente
Programa de Formación Continuada en Pediatría Extrahospitalaria. F. de Miguel Durán, M. Perdomo Giraldi. P. 54-60.
Ir a la fuente
FÓRMLAS INFANTILES TERAPÉUTICAS EN EL MANEJO DE DIARREA, Carlos Alberto Velasco Benitez.
Ir a la fuente
Gastroenteritis agudas del adulto, Sademan, W. A.
Ir a la fuente
Evaluaciones