Última actualización: 31 julio, 2020

Nuestro método

11Productos analizados

20Horas invertidas

7Estudios evaluados

72Comentarios recaudados

Los monociclos están tomando las calles. Y son precisamente los eléctricos los que se han puesto de moda. Su capacidad de conducción por casi cualquier superficie y su pequeño tamaño (que facilita su transporte) hace que sean una opción cada vez más habitual. Aunque cierto es que en este medio la habilidad del piloto juega un factor fundamental.

Los monociclos eléctricos son una nueva opción a los monopatines eléctricos. Aunque depende de las necesidades de cada persona, lo cierto es que los hoverboards de una rueda (como también son conocidos) son de lo más práctico: se desplazan con rapidez, puedes guardarlos en el maletero del coche, llevarlos contigo en transporte público o recogerlos en cualquier rincón.

Lo más importante

  • Actualmente, el uso del monociclo se ha reducido a los eléctricos. Los de pedales han quedado relegados a profesionales circenses o personas aficionadas a la práctica del deporte con ese clásico vehículo. Los eléctricos están en el top de ventas, por lo que en este artículo nos disponemos a guiarte en tu compra.
  • Para manejar el monociclo eléctrico debemos inclinar el cuerpo hacia delante para desplazarnos en esa dirección o girarlo para cambiar de sentido. Es normal que lo primero que suceda es que nos cueste confiar en nuestros movimientos, pero en seguida iremos ganando confianza cuando comencemos a ver que el monociclo responde perfectamente a los mismos.
  • Un monociclo eléctrico puede llegar a alcanzar los 20 km/h y soportar un peso de hasta 120 kg. Antes de adquirir uno debemos pensar en aspectos como el tamaño de la rueda, la potencia del motor, la iluminación, las opciones de batería y la velocidad máxima que alcanza.

Los mejores monociclos eléctricos del mercado: nuestros favoritos

Las monociclos llevan existiendo miles de años, la mayoría del tiempo como vehículo circense o de ocio, pero sin duda, en los últimos años, la tecnología ha conseguido que nuestros desplazamientos en este medio sean una opción de lo más cómoda gracias a la incorporación del motor. Actualmente podemos encontrar modelos de una calidad extraordinaria. Vamos a conocer cuatro opciones muy interesantes:

Un monociclo eléctrico con control, giro y estabilización en todas pruebas

Este monociclo eléctrico alcanza una velocidad de 24 km/h. El limitador de velocidad se activa cuando la batería está por debajo del 20 % para garantizar su seguridad. Consta de una autonomía de 30 kilómetros.

Debemos destacar que esto puede variar según el peso del usuario, la temperatura ambiente, las condiciones del terreno y otros factores. El vehículo tiene un peso de 11,4 kg, lo que lo hace un artículo fácil de transportar.

El monociclo eléctrico mejor valorado

Sus fabricantes lo definen como “una obra maestra del deporte moderno”. Consta de una serie de características que le otorgan un valor añadido, como es el asa extraíble que permite transportarlo fácilmente.

Incorpora además un faro con el que viajaremos con seguridad por la noche y un giro de rueda inigualable: 40 cm. Alcanza una velocidad máxima de 30 km/h y tiene una autonomía de 40 km.

El monociclo eléctrico más cómodo y práctico

Se trata de un monociclo eléctrico con un potente motor de 800 W (vatios), de inducción magnética y que alcanza una velocidad máxima de 18 km/h. Está provisto de luces LED de cortesía delanteras y traseras.

Lleva batería de litio Sony original y tiene una autonomía de hasta dos horas y media. Consta de un soporte para mantenerlo de pie cuando no estés montando y destaca de él su superficie plana para un mayor confort.

El monociclo eléctrico inteligente

Este monociclo eléctrico pesa aproximadamente 10 kg y soporta una carga de 85 kg. Lleva un motor de alto rendimiento de 250 W que alcanza una velocidad máxima de 20 km/h. La batería tiene una autonomía de 12 km y tarda en cargar tan solo 2 horas.

Consta de un altavoz con bluetooth inteligente: reproduce música en cualquier momento. Está provisto de un display que muestra la velocidad actual, el kilometraje y la capacidad de la batería.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los monociclos eléctricos

El monociclo eléctrico es una de las opciones más útiles para los desplazamientos por la ciudad, ya que su reducido tamaño hace que sea muy fácil de guardar, además de ser rápido, ligero y económico. Existen muchos tipos de monociclos eléctricos en el mercado. Por ello, respondemos a continuación a las preguntas más frecuentes sobre este tipo de vehículo tan demandado.

Actualmente, el uso del monociclo se ha reducido a los eléctricos. Los de pedales han quedado relegados a profesionales circenses o personas aficionadas a la práctica del deporte con ese clásico vehículo. (Fuente: Starunskyi: 110836769/ 123rf.com)

¿Qué es un monociclo eléctrico y para qué sirve?

El monociclo o uniciclo eléctrico es un vehículo de una sola rueda con motor. A diferencia del clásico, el monociclo eléctrico no lleva pedales como los de una bicicleta, sino que se acciona gracias al movimiento que el usuario transmite al motor. El requisito para todo monociclista es tener un buen equilibrio y dominio del centro de gravedad.

¿Cómo funciona un monociclo eléctrico?

Los monociclos eléctricos analizan el movimiento de los pies y del peso de la persona. Puede que las primeras veces te sientas con poca seguridad cuando te subas a este vehículo, pero a medida que empieces a usarlo verás que es algo muy sencillo. Existen fabricantes que aseguran que solo te bastará con cinco minutos para comprender en qué consiste su manejo.

¿En qué se diferencia un monociclo de un hoverboard?

Aunque ambos vehículos están de moda, existen numerosas diferencias entre un monociclo eléctrico y un hoverboard. Una de las diferencias es que en los monociclos la rueda está entre las piernas, y aunque ambos siguen el mismo principio en cuanto a aceleración, cambio de dirección y sistema de frenado, la dirección varía totalmente.

Y es que en un monociclo eléctrico el conductor tiene que hacer ligeros movimientos corporales para cambiar de dirección. Es decir, la forma de impulsarse es exclusivamente por el balanceo: si nos echamos hacia delante, acelera, y si nos echamos hacia atrás, frena. Para torcer, basta con inclinarse. Se trata de un sistema muy parecido a las bicicletas.

foco

¿Sabías que el monociclo se inventó por error? En 1970 se diseñó la primera bicicleta. Estos primeros modelos hacían que la rueda trasera quedara en el aire cuando se producía una frenada, lo que dio pie a pensar que era posible manejar un vehículo sin la rueda trasera.

¿Qué tipos de monociclos eléctricos hay?

Existen diferentes tipos de monociclos con los diseños más innovadores. Es fácil no escoger el modelo correcto si no tenemos en cuenta ciertos factores, ya que la clasificación es bastante amplia. A continuación, exponemos una tabla con los modelos más habituales del monociclo eléctrico en los distintos estilos.

  • Una rueda: Es ligero, nada aparatoso y puede funcionar a la perfección sin que el conductor tenga que hacer un esfuerzo especial.
  • Con doble rueda central: Lleva dos ruedas de reducidas dimensiones. Es algo más robusto que el monociclo eléctrico de un solo neumático y rueda con mayor estabilidad. El inconveniente es que con este modelo se logra una menor movilidad tanto en su conducción como en el giro.
  • Doble rueda central con sillín: Las grandes marcas de monociclos eléctricos incorporan en su oferta novedosos y vistosos vehículos dotados de asiento y manillar. Compuestos de una rueda para ocupar el mínimo espacio posible, con ellos obtendrás la comodidad de llevar las manos agarradas a un manillar y el cuerpo totalmente descansado en el sillín.
  • Una sola rueda con sillín: Aporta comodidad, como el modelo anterior, pero su gran rueda central hace que tenga una mayor tracción, agarre y velocidad.

¿Monociclo eléctrico o tradicional?

El monociclo eléctrico es muy popular en países asiáticos y se está haciendo muy famoso en Europa. Elegir un monociclo eléctrico o tradicional dependerá del uso que queramos darle. Si lo que queremos es circular por una gran ciudad, el eléctrico es una buena elección. Pero si lo que buscamos es realizar saltos o similar, mejor es inclinarnos por un modelo tradicional.

¿Cómo hay que bajarse de un monociclo eléctrico?

Bajarse de un monociclo eléctrico puede no resultar tarea fácil. Por eso queremos dedicarle este apartado y el vídeo que lo acompaña. Para bajar sin caernos, debemos disminuir la velocidad y detenerlo poco a poco, inclinando el cuerpo hacia atrás. Una vez que haya disminuido la velocidad casi por completo, colocaremos un pie en el suelo y ya podremos bajarnos y apagarlo.

Para manejar el monociclo eléctrico debemos inclinar el cuerpo hacia delante para desplazarnos en esa dirección o girarlo para cambiar de sentido. (Fuente: Solodenko: 115753006/ 123rf.com)

Criterios de compra

Como ya has podido comprobar, cada monociclo tiene sus propias particularidades. No es lo mismo que lo quieras para desplazarte por una gran ciudad a que estés pensando en adquirirlo para divertirte con tus amigos. Antes de hacerte con uno es conveniente que revises algunos criterios para realizar la mejor adquisición.

Tamaño de la rueda

El tamaño de la rueda en un monociclo eléctrico está directamente relacionado con la función para la que está diseñado. Una rueda de doce pulgadas es la ideal para superficies lisas, sin embargo no es la adecuada para tierra, ya que son más inestables. Cuanto mayor es el tamaño de la rueda, más capaz es de soportar las irregularidades de la superficie.

Potencia del motor

Existen muchos tipos de motor dentro de los monociclos eléctricos. Los más sencillos (los de una sola rueda central) suelen tener una potencia de unos 300 W y alcanzan una velocidad máxima de unos 15 km/h. También existen los intermedios, con motores de 400-600 W y una velocidad media de unos 18 km/h.

Por último debemos destacar los modelos más avanzados y potentes, que cuentan con un motor de unos 800 W. Decantarnos por un motor más o menos potente dependerá del uso que vayamos a darle a nuestro monociclo eléctrico, nuestras necesidades y gustos y el presupuesto que queramos dedicarle al mismo. ¿Con cuál te quedas?

Iluminación

Que un monociclo eléctrico tenga incorporado un sistema de iluminación es una característica importante, ya que es lo que hará que podamos usarlo también de noche. Muchos llevan luces de LED de colores en los laterales como valor añadido estético. ¡Incluso algunos de ellos tienen la posibilidad de poder cambiar el color desde nuestro móvil!

foco

Alrededor del 60 % de los viajes en coche que se hacen en todo el mundo son de menos de 8 kilómetros. Ante esta realidad nace el concepto de la micromovilidad, un término que se refiere al uso de medios de transporte destinados a recorrer distancias cortas. Los dos grandes objetivos: contribuir con el medio ambiente y ahorrar tiempo.

Opciones de batería

Muchos modelos de monociclos eléctricos disponen de distintas opciones de batería para seleccionar. Lo habitual es que los usuarios opten por el sistema de mayor capacidad, ya que es imprescindible para alimentar un motor potente. La elección de la batería depende de los kilómetros diarios que hagamos, pero siempre es preferible que sobre potencia a que falte.

Velocidad máxima que alcanza

La velocidad que consigue alcanzar un monociclo eléctrico es otro aspecto importante que debemos valorar. Esta dependerá de factores muy variados como la potencia del motor que lleve, la inclinación de la vía por la que nos desplacemos y nuestro peso. Siempre debemos observar en su ficha técnica este aspecto, sea cual sea el modelo de monociclo eléctrico que compremos.

Resumen

Existen muchos tipos de monociclos para personas que se inician con este vehículo. Algunos de presupuesto más elevado y otros más asequibles. Cuando decidimos adquirir uno debemos valorar cuál será uso. Pero, si nunca hemos utilizado uno antes, lo más acertado es adquirir un monociclo eléctrico lo más versátil posible.

Los monociclos constan de una sola rueda, acompañada de dos soportes para apoyar los pies del usuario, y un motor. Normalmente no cuentan con sillín para ahorrar espacio, pero debemos saber que este proporciona una mayor comodidad, sobre todo si se trata de recorrer distancias largas con él. Nuestro consejo es que valores tus necesidades antes de adquirirlo. ¡Tú decides!

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario y compártelo en tus redes sociales. ¡Un placer!

(Fuente de la imagen destacada: Starunskyi: 110839497/ 123rf.com)

Referencias (2)

1. Estudio de McKinsey Center for Future Mobility. (Internet)
Fuente

2. Estudio de la Universidad de California de Los Ángeles. (Internet)
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Sole Barbacil Periodista
Periodista con quince años de experiencia en diferentes temáticas: moda, belleza, niños, sociedad y, por supuesto, fitness. Mi gran pasión es el deporte y tengo la suerte además de disfrutar de este hobbie como monitora de ciclo indoor y diversas actividades colectivas. Intento transmitir desde esta página todos mis conocimientos sobre esta disciplina. ¿Te apuntas al reto fit?
Artículo informativo
Estudio de McKinsey Center for Future Mobility. (Internet)
Ir a la fuente
Artículo informativo
Estudio de la Universidad de California de Los Ángeles. (Internet)
Ir a la fuente