Última actualización: 19 mayo, 2021

La intolerancia a la lactosa es una enfermedad más común de lo que pensamos. Es habitual que en nuestro entorno escuchemos los problemas de salud que ocasiona esta intolerancia y, si bien no es una enfermedad grave, sus síntomas son molestos. El malestar aparece después de una ingesta de leche mayor de la que se puede tolerar.

De hecho, un vaso de leche es suficiente para ocasionar síntomas. Los intolerantes a la lactosa tienen una baja cantidad de lactasa, la enzima que hace digestible el azúcar de la leche. En este artículo te presentamos los datos más importantes acerca de la intolerancia a la lactosa.




Lo más importante

  • Si una persona sufre de intolerancia a la lactosa, puede sufrir síntomas pocas horas después del consumo de leche, productos lácteos u otros alimentos que contengan lactosa.
  • Los síntomas pueden ser graves o leves, dependiendo de la intolerancia de cada persona. Todo dependerá de la cantidad de lactosa que se haya consumido y la que cada uno pueda consumir sin tener síntomas.
  • Si crees que sufres de cualquiera de los síntomas que verás a continuación, se recomienda acudir a tu médico de cabecera. Él podrá ayudarte a tomar las medidas adecuadas.

Lo que debes saber sobre la intolerancia a la lactosa

Se recomienda que las personas acudan tanto a su médico como a su dietista para que aprendan a cambiar su dieta y poder controlar los síntomas de la intolerancia a la lactosa. Para ello, se debe reducir la cantidad de lactosa que se consume. La mayoría pueden consumir un poco de lactosa sin tener síntomas, pero es recomendable que se abstengan.

chica tomando leche

Si una persona tiene malabsorción de lactosa, su intestino delgado produce concentraciones bajas de lactasa. (Fuente: The humble: kzZ4Y8YlY6U/ unsplash)

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir un azúcar llamado lactosa que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Por lo general, cuando una persona ingiere alimentos o bebidas que la contienen, una enzima del intestino delgado, llamada lactasa, la desintegra en formas de azúcares más simples. Estas son conocidas como glucosa y galactosa.

Estos azúcares simples son de fácil absorción dentro del torrente sanguíneo y se transforman rápidamente en energía, que es el «combustible» para nuestro organismo.

No obstante, las personas con intolerancia a la lactosa no producen suficiente lactasa para disociar la lactosa. De esta manera, la lactosa no digerida se almacena en el intestino y es descompuesta por las bacterias. Este procedimiento provoca gases, calambres estomacales, hinchazón y diarrea (1).

¿Qué causa la intolerancia a la lactosa?

Si una persona tiene malabsorción de lactosa, su intestino delgado produce concentraciones bajas de lactasa. De esta manera, no puede digerir toda la lactosa que come o bebe.

La lactosa que no se digiere correctamente pasa directamente al colon. Posteriormente, las bacterias en el colon la descomponen y crean fluidos y gases. Estos dos son los principales síntomas de intolerancia a la lactosa (2).

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

Los adultos que sufren de intolerancia a la lactosa pueden presentar uno o varios síntomas simultáneamente. Cuando una persona es intolerante a la lactosa comienza a tener síntomas a las pocas horas de consumir lácteos. Estos son los más habituales en adultos:

  • Náuseas
  • Dolor e hinchazón abdominal
  • Sonidos abdominales
  • Diarrea y heces con olor fétido
  • Gases
  • Pérdida de peso
  • Estreñimiento por la disminución de la motilidad del intestino

Por otro lado, aunque no es muy común, también se puede presentar en bebés y niños antes de los tres años. Todos los bebés nacen con lactasa en los intestinos. A medida que crecen, la cantidad de esta enzima disminuye.

Los bebés que nacieron prematuramente tienen más probabilidades de tener deficiencia de lactasa en el desarrollo.

Esta condición, por lo general, dura un corto tiempo después del nacimiento. No obstante, la mayoría de los bebés prematuros podrán consumir leche maternizada que contenga lactosa y leche materna. Estos son los síntomas más comunes en los bebés:

  • Diarrea y gases
  • Abdomen hinchado
  • Náuseas y vómitos
  • Cólicos abdominales
  • Llanto descontrolado

Las mujeres que ya están diagnosticadas con intolerancia a la lactosa y desean quedarse embarazadas deben realizar una consulta con ginecólogo. De esta forma, podrán establecer el estado nutricional en el que se encuentran y conocer sus niveles de calcio, ya que puede existir un riesgo de déficit.

El calcio es un oligoelemento indispensable para el correcto desarrollo de la gestación.

Esto puede afectar a los niveles finales de calcio como al desarrollo embrionario y fetal. Si este es tu caso, se recomienda visitar a tu ginecólogo cada 2 meses. Estos son los síntomas más habituales durante el embarazo:

  • Náuseas
  • Dolor, hinchazón y distensión abdominal
  • Vómitos
  • Diarrea y heces con olor fétido
  • Gases

¿Cómo debes cambiar tu dieta si eres intolerante a la lactosa?

Las personas deben hablar con un médico o dietista sobre cómo cambiar la dieta. Para controlar los síntomas de intolerancia a la lactosa y asegurar que están obteniendo suficientes nutrientes (3).

Si una persona tiene intolerancia a la lactosa, debe asegurarse de consumir todos los días suficiente calcio y vitamina D. Recuerda que la leche y los productos lácteos son las fuentes más comunes de calcio. Aquí te dejamos una lista de otros alimentos que lo contienen:

  • Pescado: Sardinas o salmón enlatado.
  • Brócoli y hortalizas de hojas verdes.
  • Naranjas o cítricos similares.
  • Frutos secos: Almendras, nueces, alubias.
  • Tofu.
  • Productos a los cuales se les ha agregado calcio: Cereales, zumo de frutas, bebida de soja/almendras (verificar esta información en la etiqueta del producto).

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

El tiempo dependerá de cuántos lácteos o alimentos que contienen leche consume una persona. Además de qué tan poca lactasa produce su organismo. Se suelen notar los primeros síntomas entre 30 minutos y 2 horas después de haber ingerido lactosa. Pasado este tiempo, empezará a notar los síntomas mencionados anteriormente (4).

leche y piña

Tu médico puede confirmar si eres intolerante a la lactosa realizado diferentes pruebas médicas. (Fuente: Isabel Delgado: SIzG4X00okg/ unsplash)

¿Qué prueba médica puedes realizarte para saber si eres intolerante a la lactosa?

Tu médico puede confirmar si eres intolerante a la lactosa realizando diferentes pruebas médicas. Las más habituales son la de sangre o tolerancia a la lactosa y la prueba de hidrógeno en el aliento (5). A continuación, te explicamos cómo se realiza cada una de ellas:

  • Prueba de tolerancia a la lactosa: Se realiza la ingesta de un líquido que contiene altos niveles de lactosa. Dos horas después, se realiza un análisis de sangre para medir la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo. Si el nivel de glucosa no se eleva, significa que el cuerpo no digiere ni absorbe adecuadamente la bebida con lactosa.
  • Estudio de hidrógeno en aliento: Igual que la prueba anterior, se ingiere un líquido con altos niveles de lactosa. Luego, el médico mide la cantidad de hidrógeno en tu aliento a intervalos regulares. Exhalar demasiado hidrógeno indica que no estás digiriendo y absorbiendo completamente la lactosa.

Tratamiento y prevención de la intolerancia a la lactosa

En la mayoría de los casos, una persona puede controlar los síntomas de la intolerancia a la lactosa por medio de cambios en la dieta. Limitando o evitando los alimentos y bebidas que contienen lactosa, como la leche y los productos lácteos. Se recomienda realizar las pruebas correspondientes y contactar con tu médico de confianza para que te recete la dieta que mejor se adapte a ti.

lastosa

Dado que no existe ningún tratamiento para aumentar la habilidad de nuestro organismo para producir lactasa. (Fuente: Polina Tankilevitch: 3735192 / pexels)

Cambios en los hábitos alimenticios y en la dieta

Dado que no existe ningún tratamiento para aumentar la habilidad de nuestro organismo para producir lactasa, solo podemos ayudar a nuestro organismo con una solución de tipo dietético. Es importante que las personas que sufren de esta dolencia sepan reconocer los alimentos que pueden consumir. Estos son algunos de ellos:

Alimentos Calcio
Todas las frutas, verduras y hortalizas
Frutos secos ✓✓✓
Legumbres, cereales, tubérculos ✓✓✓
Carnes, pescados y huevos
Bebidas como aguas, caldos, infusiones y zumos naturales ✓✓
Leches y sustitutos. Como leche sin lactosa, bebida de soja, bebida de almendras ✓✓

Suplementos para aliviar los síntomas

Cuando hablamos de suplementos hacemos referencia a los productos de lactasa. Son tabletas o gotas que contienen lactasa Las personas pueden ingerir estas tabletas antes de comer o beber productos lácteos. También se pueden agregar estos suplementos en formato de gotas a la leche antes de tomarla.

Se debe consultar con el médico antes de utilizar estos productos de lactasa. Es posible que algunas personas, como los niños pequeños y las mujeres embarazadas y lactantes, no puedan utilizarlos.

Nuestra conclusión

Finalmente, podemos concluir en que la intolerancia a la lactosa no se trata de una enfermedad grave, pero sí que puede ser muy molesta tanto en adultos como en niños. Existen diferentes métodos para evitar el malestar. Entre ellos podemos ver el cambio en la dieta y el uso de sustitutivos de la leche, como la bebida de soja y suplementos.

Si crees que estás experimentando cualquiera de estos síntomas, te recomendamos acudir a tu médico de confianza y realizarte las pruebas médicas oportunas. Esperamos que hayas podido resolver todas tus dudas relacionadas con la intolerancia a la lactosa. Si es así, ¡comparte este artículo en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: lightfieldstudios: 120969509/ 123rf)

Referencias (5)

1. Jorge L. Rosado¿Qué es la intolerancia a la lactosa? El problema más extendido que limita el consumo de leche es la intolerancia a la lactosa (IL) GACETA MÉDICA DE MÉXICO. Intolerancia a la lactosa. [Internet] Universidad Autónoma de Querétaro, CINDETEC A.C., Querétaro, Qro., México [2021]
Fuente

2. V. F. Moreira y A. López San Román. ¿QUÉ ES LA LACTOSA? ¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA? Servicio de Gastroenterología. [Internet] Hospital Universitario Ramón y Cajal. Madrid. [2021]
Fuente

3. Farrell, Vanessa A. El crecimiento y mantenimiento de los huesos. College of Agriculture and Life Sciences. [Internet] University of Arizona. Tucson, AZ. [2021]
Fuente

4. Estrella D. García Domínguez Rocío Martínez de Pablos. La intolerancia a la lactosa. [Internet] UNIVERSIDAD DE SEVILLA. Sevilla, 2020. [2021]
Fuente

5. E. C. Iglesias, A. Fernández Fernández, G. Valcárcel Piedra, C. García Bao, B. Gutiérrez Cecchini. La lactosa, principal carbohidrato de la leche. Servicio de Análisis Clínicos, Hospital San Agustín, Avilés, Asturias. Departamento de Bioquímica y Biología Molecular. [Internet] Universidad de Oviedo, Asturias. [2021]
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Estudio científico
Jorge L. Rosado¿Qué es la intolerancia a la lactosa? El problema más extendido que limita el consumo de leche es la intolerancia a la lactosa (IL) GACETA MÉDICA DE MÉXICO. Intolerancia a la lactosa. [Internet] Universidad Autónoma de Querétaro, CINDETEC A.C., Querétaro, Qro., México [2021]
Ir a la fuente
Estudio científico
V. F. Moreira y A. López San Román. ¿QUÉ ES LA LACTOSA? ¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA? Servicio de Gastroenterología. [Internet] Hospital Universitario Ramón y Cajal. Madrid. [2021]
Ir a la fuente
Estudio científico
Farrell, Vanessa A. El crecimiento y mantenimiento de los huesos. College of Agriculture and Life Sciences. [Internet] University of Arizona. Tucson, AZ. [2021]
Ir a la fuente
Estudio científico
Estrella D. García Domínguez Rocío Martínez de Pablos. La intolerancia a la lactosa. [Internet] UNIVERSIDAD DE SEVILLA. Sevilla, 2020. [2021]
Ir a la fuente
Estudio científico
E. C. Iglesias, A. Fernández Fernández, G. Valcárcel Piedra, C. García Bao, B. Gutiérrez Cecchini. La lactosa, principal carbohidrato de la leche. Servicio de Análisis Clínicos, Hospital San Agustín, Avilés, Asturias. Departamento de Bioquímica y Biología Molecular. [Internet] Universidad de Oviedo, Asturias. [2021]
Ir a la fuente
Evaluaciones