Última actualización: 10 junio, 2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

El hot yoga, también conocido como bikram yoga, es una disciplina desarrollada por Bikram Choudhury a partir del hatha yoga tradicional. Se practica en una sala entre 40-42 ºC y con un índice de humedad alto. Se centra en 26 posturas o asanas además de dos pranayamas o respiraciones, una al principio y otra al final de la sesión de 90 minutos.

Aunque aún no es muy conocida, esta práctica tan calurosa, pero también tan efectiva, es practicada cada vez por más yoguis, ya que reporta muchos beneficios para la salud y nuestro cuerpo. Si quieres saber de cuáles se trata, ¡sigue leyendo!




Puntos clave

  • Con el hot yoga se obtienen prácticamente los mismos beneficios que con el yoga tradicional, sin embargo, el calor con el que se realiza puede acrecentarlos.
  • Antes de realizar bikram yoga es necesario que te asegures de que no sufres algún tipo de problema de salud que te impida practicarlo, ya que puede ser una disciplina bastante dura.
  • Los beneficios que puede reportarte este deporte pueden ser cardiovasculares, óseos, musculares y respiratorios, entre otros.

Los beneficios del hot yoga

La puesta en práctica de estas 26 asanas (de las 84 del hatha yoga tradicional) en unas condiciones ambientales muy concretas proporciona una serie de beneficios tanto físicos como psicológicos. Se trata de un deporte duro, pero con la práctica se va volviendo más sencillo. Si vas a animarte a adentrarte en el mundo del hot yoga, es necesario que tengas en cuenta tu situación personal y tu salud para evitar riesgos. Dicho esto, seguidamente te contamos los beneficios de este “resbaladizo” deporte.

Con el hot yoga se obtienen prácticamente los mismos beneficios que con el yoga tradicional, sin embargo, el calor con el que se realiza puede acrecentarlos. (Fuente: Dolgachov: 80282633/ 123rf)

Mejora la flexibilidad y previene lesiones

Gracias a esta modalidad de yoga podrás desarrollar tu flexibilidad y con la práctica ir mejorándola. Muchas de las asanas, o posturas que realizarás, requieren de un buen nivel de flexibilidad. Al ir practicándolas durante meses te irás dando cuenta como cada vez te cuesta menos esfuerzo realizarlas.

Además, el ambiente cálido donde se practica el hot yoga ayuda a que nuestros músculos se estiren con mayor facilidad. También lograrás una mayor amplitud de movimiento.

Son varios los estudios que han demostrado que las personas que practicaron bikram yoga mejoran su flexibilidad (1, 2). De hecho, uno de ellos especificó que los participantes de hot yoga tenían una mayor flexibilidad en la espalda baja, los hombros y los isquiotibiales (3). Asimismo, realizar este tipo de posturas en un ambiente cálido hace que los músculos se resientan menos. De esta manera, se ve reducido el riesgo de lesiones.

Fortalece los músculos

La práctica de yoga involucra a la gran mayoría de los grupos musculares principales. Se trata de un tipo de entrenamiento full body que se lleva a cabo con el propio peso corporal.

En esta disciplina se fortalece la musculatura. No es tarea fácil realizar las diferentes asanas con el cuerpo lleno de sudor. De hecho, algunas personas lo consideran un gran sustituto del levantamiento de pesas.

Desarrolla la densidad ósea

La osteoporosis es la enfermedad ósea más frecuente. Es producida por la pérdida de densidad de los huesos e intensifica la predisposición a sufrir alguna fractura. Se le denomina “enfermedad silenciosa” debido a que probablemente no seas consciente de que la padeces hasta que te fracturas algún hueso.

Son muchos los factores que pueden dar pie al desarrollo de esta enfermedad. Entre otros, podemos encontrar los siguientes:

  • Tabaquismo
  • Sedentarismo
  • Falta de proteínas, vitamina D o calcio

Estudios han demostrado que el bikram yoga puede ser beneficioso para prevenir la osteoporosis gracias a que preserva e incluso aumenta la densidad ósea (4, 5).

JONATHAN MARTÍNDIRECTOR Y PROFESOR DE BIKRAM YOGA SPAIN
“En clase afinamos la piel a nivel inconsciente, dejándola más luminosa y eliminando impurezas con la ayuda de nuestro sudor tras calentar el cuerpo mediante las posturas y las condiciones especiales de la sala.”

Quema más calorías

Esta actividad se considera físicamente intensa, por lo que puede ayudarte a quemar más calorías que otro tipo de ejercicio. Las posturas que se realizan hacen que nuestros músculos se contraigan, necesitando que nuestro corazón bombee más sangre para que el oxígeno convierta las calorías en energía. Por lo tanto, cuanto más intenso sea el ejercicio, más calorías se queman.

De la misma manera, en calor del hot yoga, así como muchas de las asanas que se realizan, hacen que nuestro sistema digestivo funcione mejor, haciéndolo más eficiente y aumentando nuestra tasa metabólica. A una mayor tasa metabólica, mayor es el número de calorías que nuestro cuerpo gasta.

Algunos estudios han demostrado que la práctica de yoga hace que la tasa metabólica sea la mitad de la que tendríamos caminando en una cinta de correr a una velocidad de 3,5 millas por hora, es decir, a unos 5,6 kilómetros por hora (6, 7). Aunque no existen datos acerca de la respuesta metabólica de una sesión de bikram yoga, es muy probable que sea algo mayor que una sesión de hatha yoga (3).

Disminuye los problemas respiratorios

En la práctica del hot yoga, el control de la respiración es de gran importancia. Aprenderás a respirar de la forma correcta. Esto supone un gran beneficio a personas que sufren ataques de asma. Incluso puede prevenir otras afecciones respiratorias como la bronquitis o enfermedades pulmonares intersticiales (8).

A su vez, esta adaptación de los pulmones también nos ayudará a la hora de realizar acciones cotidianas como subir escaleras o practicar otro tipo de deportes. Respirar de manera correcta te permitirá absorber toda la cantidad de oxígeno que necesitas. De esta forma, tus músculos también reciben más oxígeno, permitiéndoles trabajar de manera más prolongada e intensa.

Ejercita el sistema cardiovascular

El bikram yoga también es beneficioso para tu sistema cardiovascular (9). Gracias al calor y la intensidad con el que se realiza, tu corazón también “entrena”, ya que se acelera (10). Un corazón sano y fuerte es capaz de bombear sangre por todo tu organismo, reduciendo así la posibilidad de tener hipertensión.

De esta manera, podrás prevenir enfermedades cardiacas, de las arterias, o ictus. Además, contar con unos pulmones y un corazón sano hará que tus músculos reciban más oxígeno. De esta forma, podrás realizar actividades cotidianas o deportivas con mayor facilidad.

Antes de realizar bikram yoga es necesario que te asegures de que no sufres algún tipo de problema de salud que te impida practicarlo, ya que puede ser una disciplina bastante dura. (Fuente: Koldunov: 126218205/ 123rf)

Reduce los niveles de glucosa en sangre

El yoga es uno de los ejercicios que ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre (11, 12). El hot yoga podría ser de gran utilidad para aquellas personas con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Diferentes estudios han demostrado que el bikram yoga mejora la sensibilidad a la insulina. También mejora la tolerancia a la glucosa (4). Sin embargo, son necesarias más investigaciones para obtener conclusiones más sólidas sobre ello.

Piel más nutrida

Está claro que en la práctica del hot yoga sudarás hasta límites insospechados. De hecho, es uno de los principales objetivos, ya que mejora el flujo sanguíneo, aportando nutrientes y oxígeno a nuestras células de la piel. De tal manera, este órgano se está nutriendo desde el interior, reflejándolo en el exterior.

Gracias a la sudoración, la circulación se ve activada, promoviendo la regeneración celular, lo que se traduciría en una piel más uniforme, con más luz y elasticidad, y menos impurezas. Además, otros problemas dermatológicos como el acné mejoran gracias a la expulsión de sustancias perjudiciales a través del sudor y oxigenación de la piel.

Reduce el estrés y alivia la depresión

Estudios científicos demuestran que aquellos que hacen yoga regularmente tienen un nivel bajo de cortisol, la hormona del estrés (4, 13).

Tal y como afirma la Asociación Estadounidense de Psicología, así como otros miembros de la comunidad científica, el bikram yoga ayuda a muchas personas a reducir su nivel de estrés percibido, así como los síntomas de depresión (2, 15).

Esto puede deberse a las hormonas que nuestro cuerpo produce cuando realizamos ejercicio. E incluso porque tenemos que concentrarnos tanto nos olvidamos de los problemas y dejamos a un lado los pensamientos negativos.

Los beneficios que puede reportarte este deporte pueden ser cardiovasculares, óseos, musculares y respiratorios, entre otros. (Fuente: Southtownboy: 66824969/ 123rf)

Mejora la concentración

El cerebro, como una parte más del cuerpo, requiere de entrenamiento. El hot yoga es una buena manera de hacerlo. Durante las sesiones es necesario mantener una constante concentración y estado de meditación. Practicándolo regularmente notarás una mejora significativa al realizar tareas que precisen concentración en tu vida diaria.

Te será más fácil recordar direcciones, números de teléfono, o hacer cálculos rápidos. De hecho, el yoga puede tratarse de una buena herramienta para mejorar la atención y concentración en personas con problemas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) (16).

logo

Esterliias

16 diciembre, 2020

Conclusión

Como te hemos mostrado, existe una amplia variedad de beneficios que te aporta la práctica del hot yoga. Se trata de una buena manera de ejercitar no solo nuestro cuerpo, sino también nuestra mente.

Definitivamente, el ambiente húmedo y caluroso, junto con las diferentes asanas y pranayamas, someterán a tu cuerpo a un estado de esfuerzo, pero la sensación de bienestar tras las sesiones es indescriptible. Este entrenamiento full body es perfecto tanto para hombres como para mujeres. ¿A qué estás esperando para probarlo y disfrutar de todos sus beneficios?

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos yoguis en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Fizkes: 129469092/ 123rf)

Referencias (16)

1. Mace C, Eggleston B. Self-reported benefits and adverse outcomes of hot yoga participation. International Journal of Yoga Therapy. 2016;26(1):49–53.
Fuente

2. Hewett ZL, Ransdell LB, Gao Y, Petlichkoff LM, Lucas S. An examination of the effectiveness of an 8-week Bikram yoga program on mindfulness, perceived stress, and physical fitness. Journal of Exercise Science & Fitness. 2011;9(2):87–92.
Fuente

3. Tracy BL, Hart CEF. Bikram yoga training and physical fitness in healthy young adults. Journal of Strength and Conditioning Research. 2013;27(3):822–30.
Fuente

4. Hewett ZL, Cheema BS, Pumpa KL, Smith CA. The effects of Bikram yoga on health: Critical review and clinical trial recommendations. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine : eCAM. 2015;2015:428427.
Fuente

5. Sangiorgio SN, Mukherjee AK, Lau NW, Mukherjee A, Mukhopadhyay P, Ebramzadeh E. Optimization of physical activity as a countermeasure of bone loss: A 5-year study of Bikram yoga practice in females. Health. 2014;06(11):1124–32.
Fuente

6. Clay CC, Lloyd LK, Walker JL, Sharp KR, Pankey RB. The metabolic cost of hatha yoga.Journal of Strength and Conditioning Research. 2005;19(3):604–10.
Fuente

7. Hagins M, Moore W, Rundle A. Does practicing hatha yoga satisfy recommendations for intensity of physical activity which improves and maintains health and cardiovascular fitness? BMC Complementary and Alternative Medicine. 2007;7(1):40.
Fuente

8. Guo Y-H, Wang F, Hu J-P, Wang Y, Zhang L-Y. Effect of high temperature yoga exercise on improving physical and mental well-being of overweight middle-aged and young women. International Journal of Clinical and Experimental Medicine. 2014;7(12):5842–6.
Fuente

9. Hunter SD, Laosiripisan J, Elmenshawy A, Tanaka H. Effects of yoga interventions practised in heated and thermoneutral conditions on endothelium-dependent vasodilatation: The Bikram yoga heart study. Experimental Physiology. 2018;103(3):391–6.
Fuente

10. Fritz ML, Grossman AM, Mukherjee A, Hunter SD, Tracy BL. Acute metabolic, cardiovascular, and thermal responses to A single session of Bikram yoga: 593 Board #8 may 28, 3. Medicine & Science in Sports & Exercise. 2014;46(5S):146–7.
Fuente

11. Innes KE, Vincent HK. The influence of yoga-based programs on risk profiles in adults with type 2 diabetes mellitus: a systematic review. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine : eCAM. 2007;4(4):469–86.
Fuente

12. Sharma M, Knowlden AP. Role of yoga in preventing and controlling type 2 diabetes mellitus. Journal of Evidence-Based Integrative Medicine. 2012;17(2):88–95.
Fuente

13. Michalsen A, Grossman P, Acil A, Langhorst J, Lüdtke R, Esch T, et al. Rapid stress reduction and anxiolysis among distressed women as a consequence of a three-month intensive yoga program. Medical Science Monitor. 2005;11(12):CR555-561.
Fuente

14. American Psychological Association. Yoga Effective at Reducing Symptoms of Depression (2017)
Fuente

15. Hewett ZL, Pumpa KL, Smith CA, Fahey PP, Cheema BS. Effect of a 16-week Bikram yoga program on perceived stress, self-efficacy and health-related quality of life in stressed and sedentary adults: A randomised controlled trial. Journal of Science and Medicine in Sport. 2018;21(4):352–7.
Fuente

16. Casas-Martínez S. El Yoga como terapia alternativa para mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Universidad de Jaén; 2016.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
Mace C, Eggleston B. Self-reported benefits and adverse outcomes of hot yoga participation. International Journal of Yoga Therapy. 2016;26(1):49–53.
Ir a la fuente
Artículo científico
Hewett ZL, Ransdell LB, Gao Y, Petlichkoff LM, Lucas S. An examination of the effectiveness of an 8-week Bikram yoga program on mindfulness, perceived stress, and physical fitness. Journal of Exercise Science & Fitness. 2011;9(2):87–92.
Ir a la fuente
Artículo científico
Tracy BL, Hart CEF. Bikram yoga training and physical fitness in healthy young adults. Journal of Strength and Conditioning Research. 2013;27(3):822–30.
Ir a la fuente
Artículo científico
Hewett ZL, Cheema BS, Pumpa KL, Smith CA. The effects of Bikram yoga on health: Critical review and clinical trial recommendations. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine : eCAM. 2015;2015:428427.
Ir a la fuente
Artículo científico
Sangiorgio SN, Mukherjee AK, Lau NW, Mukherjee A, Mukhopadhyay P, Ebramzadeh E. Optimization of physical activity as a countermeasure of bone loss: A 5-year study of Bikram yoga practice in females. Health. 2014;06(11):1124–32.
Ir a la fuente
Artículo científico
Clay CC, Lloyd LK, Walker JL, Sharp KR, Pankey RB. The metabolic cost of hatha yoga.Journal of Strength and Conditioning Research. 2005;19(3):604–10.
Ir a la fuente
Artículo científico
Hagins M, Moore W, Rundle A. Does practicing hatha yoga satisfy recommendations for intensity of physical activity which improves and maintains health and cardiovascular fitness? BMC Complementary and Alternative Medicine. 2007;7(1):40.
Ir a la fuente
Artículo científico
Guo Y-H, Wang F, Hu J-P, Wang Y, Zhang L-Y. Effect of high temperature yoga exercise on improving physical and mental well-being of overweight middle-aged and young women. International Journal of Clinical and Experimental Medicine. 2014;7(12):5842–6.
Ir a la fuente
Artículo científico
Hunter SD, Laosiripisan J, Elmenshawy A, Tanaka H. Effects of yoga interventions practised in heated and thermoneutral conditions on endothelium-dependent vasodilatation: The Bikram yoga heart study. Experimental Physiology. 2018;103(3):391–6.
Ir a la fuente
Artículo científico
Fritz ML, Grossman AM, Mukherjee A, Hunter SD, Tracy BL. Acute metabolic, cardiovascular, and thermal responses to A single session of Bikram yoga: 593 Board #8 may 28, 3. Medicine & Science in Sports & Exercise. 2014;46(5S):146–7.
Ir a la fuente
Artículo científico
Innes KE, Vincent HK. The influence of yoga-based programs on risk profiles in adults with type 2 diabetes mellitus: a systematic review. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine : eCAM. 2007;4(4):469–86.
Ir a la fuente
Artículo científico
Sharma M, Knowlden AP. Role of yoga in preventing and controlling type 2 diabetes mellitus. Journal of Evidence-Based Integrative Medicine. 2012;17(2):88–95.
Ir a la fuente
Artículo científico
Michalsen A, Grossman P, Acil A, Langhorst J, Lüdtke R, Esch T, et al. Rapid stress reduction and anxiolysis among distressed women as a consequence of a three-month intensive yoga program. Medical Science Monitor. 2005;11(12):CR555-561.
Ir a la fuente
Simposio
American Psychological Association. Yoga Effective at Reducing Symptoms of Depression (2017)
Ir a la fuente
Artículo científico
Hewett ZL, Pumpa KL, Smith CA, Fahey PP, Cheema BS. Effect of a 16-week Bikram yoga program on perceived stress, self-efficacy and health-related quality of life in stressed and sedentary adults: A randomised controlled trial. Journal of Science and Medicine in Sport. 2018;21(4):352–7.
Ir a la fuente
Trabajo Fin de Máster
Casas-Martínez S. El Yoga como terapia alternativa para mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Universidad de Jaén; 2016.
Ir a la fuente
Evaluaciones