Última actualización: 25 agosto, 2021

A menudo se habla del cuerpo y la mente como entes separados o se tratan los problemas del cuerpo con más importancia que los problemas mentales. No obstante, no debería ser así. Es muy importante mantener la salud mental para que el resto del cuerpo pueda funcionar correctamente (1).

Mantener el estado de ánimo puede resultar una tarea complicada en algunos momentos de nuestra vida. Es importante conocer cómo funciona nuestra mente para poder encontrar soluciones acertadas cuando nos encontramos en una situación de tristeza o ira, por ejemplo, o para mantener los estados de alegría.




Lo más importante

  • Un bajo estado de ánimo puede afectar gravemente nuestra salud, tanto mental como física, ya que están completamente conectados y el fallo de uno de ellos puede resultar perjudicial para el otro.
  • Existen diversas actividades que pueden llevarse a cabo para mejorar el estado anímico, como hacer ejercicio, practicar el mindfulness, aumentar el contacto social o descansar adecuadamente.
  • En situaciones graves o descontroladas es importante acudir a un especialista para poder encontrar soluciones más adecuadas y personalizadas y recibir un seguimiento detallado.

Lo que debes saber sobre el estado de ánimo

Para descubrir cómo subir el estado de ánimo, es muy importante saber separar emociones de estados de ánimo, ya que tienen una distinción muy diferente. Cuando se refiere a estado de ánimo hace referencia a una emoción que no tiene que estar ligada a un acontecimiento determinado. Se trata de los estados emocionales desde los que se llevan a cabo las acciones (2).

Descansar adecuadamente, dormir las horas adecuadas y tener una buena calidad de sueño son criterios importantes para mantener un buen estado de ánimo durante el día. (Fuente: diana.grytsku: 8472165/ Freepik)

¿Qué tipos de estados de ánimo hay?

Los estados de ánimo se pueden clasificar en seis tipos, que a su vez integran una lista de emociones en su interior (3):

Alegría Euforia y sensación de bienestar.
Tristeza Sentimiento de pesimismo, pena y soledad.
Ira Sensación de irritabilidad, enojo, rabia o resentimiento.
Miedo Anticipación de amenazas y peligros. Producen una situación de ansiedad, inseguridad e incertidumbre.
Sorpresa Situación de asombro, sobresalto y desconcierto. Se trata de un estado muy transitorio.
Aversión Produce antipatía, sensación de asco y disgusto.

¿Influye el estado de ánimo en la salud?

El estado de ánimo está estrechamente relacionado con nuestra salud, tanto mental como física. Los estados de ánimo negativos pueden evolucionar hacia condiciones clínicas, donde se pierde el carácter adaptativo de estas y se convierte en un problema que interfiere y genera malestar significativo” (4).

Los estados de ánimo, por lo tanto, influyen sobre la salud, en especial cuando pasan a trastornos clínicos, y modifican las llamadas conductas saludables; ejercicio, dieta equilibrada, descanso adecuado, ocio, etc. Además, pueden aparecer conductas no saludables como el tabaco, sedentarismo y alcoholemia (4).

Métodos para subir el estado de ánimo

Mejorar el estado de ánimo es una tarea complicada para la mayoría de personas. Es importante conocer nuestra situación y a nosotros mismos para poder buscar soluciones adecuadas para un estado de ánimo bajo o desfavorable. A continuación, se exponen una serie de consejos y/o actividades que pueden ser de gran ayuda para subir el estado de ánimo.

Hacer ejercicio

Por todos es sabido que el ejercicio es una buena estrategia para mantener nuestro cuerpo en forma y saludable. Además, se conoce que ayuda a prevenir enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad, y un largo etcétera. Sin embargo, investigaciones también demuestran que el ejercicio es una buena manera de mantener el estado de ánimo y de mejorar los síntomas de trastornos mentales, como la ansiedad o la depresión (1).

Hacer ejercicio aporta beneficios emocionales y psicológicos. Entre ellos destacan los siguientes:

Beneficio Aporte
Confianza Provoca que la persona tenga la sensación de conseguir un logro, lo que a su vez hace que mejore la autoconfianza. Puede sentirse más satisfecho con su aspecto y mejorar la autoestima.
Distracción Desvía la atención de los pensamientos malos y desagradables a ideas más positivas, como el entorno o la música que se puede escuchar mientras se practica deporte.
Afrontamiento saludable El ejercicio es una estrategia positiva para mantener el estado de ánimo o mejorar un estado negativo.
Facilita la interacción social Facilita poder relacionarse con otras personas.
Mejora la función cognitiva Existen estudios que demuestran que practicar ejercicio favorece las funciones cognitivas, como la memoria, el razonamiento, la resolución de problemas, etc.
Mejora del sueño Las personas activas tienden a dormirse más fácil, más tiempo y de mejor calidad.
Reduce el estrés y la ansiedad Las personas que practican deporte son más capaces de controlar la ansiedad.

Mantener una buena alimentación

A menudo las investigaciones sobre la alimentación y sus efectos se centran solamente en la salud física, ignorando la salud mental. Sin embargo, hay una relación demostrada entre la nutrición y los hábitos alimentarios con las emociones y los procesos cognitivos. Hay una relación entre sobrepeso y dificultades del desarrollo psicológico y correlación con la ansiedad y la depresión, por ejemplo (5).

Si se tiene sensación de hambre, la no ingesta de comida altera el humor y las emociones, así como aumenta el nivel de irritabilidad y activación.

No obstante, la composición y cantidad de los alimentos tiene que estar relacionada con los hábitos de la persona, ya que una comida copiosa podría provocar, también, sentimientos negativos. Es necesario, por lo tanto, mantener una dieta equilibrada, rica en nutrientes, para poder mantener nuestro estado de ánimo o poder mejorarlo (5).

Mantener el contacto social durante un estado de ánimo negativo puede favorecer nuestra situación anímica. Es importante mantenerse en contacto con la gente para mejorar el bienestar. (Fuente: gpointstudio: 16181996/ Freepik)

Descansar adecuadamente

La pérdida de sueño es una situación frecuente en la vida de las personas, debido a muchas circunstancias: las exigencias laborales, el estilo de vida, etc. El estado de ánimo es uno de los aspectos que puede verse afectado por la restricción de las horas del sueño, que puede dar paso a trastornos como el aumento de la ansiedad, depresión, irritabilidad, confusión, etc (6).

Por lo tanto, es importante mantener una buena calidad del sueño y descansar adecuadamente. Dormir ocho horas y evitar acciones como usar el móvil previamente antes de dormir, acostarse en un ambiente incómodo, tener una cama incómoda, etcétera. Alteran la calidad del sueño y provocan un estado de irritabilidad, cansancio continuo y descenso del estado de ánimo (6).

Llevar a cabo la técnica de mindfulness

La meditación es una herramienta terapéutica que ayuda en el equilibrio, procesamiento y gestión de las emociones y estados de ánimo. En los últimos años se han incorporado terapias psicológicas de tercera generación en el ámbito sanitario: el mindfulness. Su beneficio está comprobado en el tratamiento de trastornos como la ansiedad o la depresión (7).

Se trata de una técnica que ayuda a los pacientes a percibir un mayor sentido a la vida, compasión por los demás y por uno mismo y a experimentar la felicidad de forma intensa y duradera (8).

El mindfulness mejora el funcionamiento del organismo, ya que mejora los procesos de curación y respuesta inmunitaria que provoca una reactividad al estrés y sensación de bienestar físico. Además, debido al aumento de la empatía y la compasión, las relaciones, tanto interpersonales como intrapersonales, se ven favorecidas (8).

Aumentar el contacto social

El contacto social es una actividad que disminuye el aislamiento y favorece así la mejora del estado de ánimo. Hablar con un amigo o un familiar se convierte en un hecho reconfortante y una tarea fácil de realizar para mantener un buen estado de ánimo. Además, está comprobado que hablar con gente cercana y de confianza sobre las emociones favorece la actitud y el estado anímico (9).

Por ello, es importante en los días con un estado anímico más bajo reconfortarse y estar acompañados de los seres queridos, ya que el hecho de estar junto a ellos mejora el estado de ánimo. No obstante, también es importante el contacto social aún teniendo un estado anímico alto o favorable, pues se trata de una fuente de bienestar (9).

Existen diversas actividades que pueden llevarse a cabo para mejorar el estado anímico, como hacer ejercicio, practicar el mindfulness, aumentar el contacto social o descansar adecuadamente. (Fuente: Alenkasm: 59788439/ 123rf)

Acudir a un especialista

En algunas situaciones o personas, las actividades que se han propuesto previamente pueden no ser prácticas. Es por ello, que si estamos sufriendo de ansiedad, depresión u otros estados o trastornos mentales graves acudamos a un especialista para que nos garantice una atención personal y detallada y poder así encontrar una solución más adecuada para cada caso.

En casos menos extremos, puede ocurrir que las actividades propuestas no hayan dado resultados. En ese caso, y para que la situación no se agrave y se vuelva más difícil de solucionar, se debe acudir a un especialista para contarle lo ocurrido, pueda darnos una solución más adecuada y nos haga un seguimiento personalizado.

Conclusión

Es importante, por lo tanto, mantener un buen estado anímico para lograr salud tanto mental como física. Los estados de ánimo negativos, como la tristeza o la ira, pueden repercutir muy negativamente en el organismo y un estado prolongado de estos puede agravarse y convertirse en un inconveniente para llevar a cabo una vida normal.

Es importante mantener una dieta equilibrada, un buen descanso, hacer ejercicio y llevar a cabo técnicas de meditación o mindfulness para mantener nuestro estado de ánimo o para mejorarlo. Si no se encuentra una solución o la situación es grave, se debe buscar la opinión de un especialista y tener un seguimiento personalizado y detallado para encontrar una solución.

(Fuente de la imagen destacada: Racorn: 54149205/ 123rf)

Referencias (9)

1. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía. ¿Cómo puedo mejorar mi ánimo con la actividad física? Guía de autoayuda para la depresión y los trastornos de ansiedad. 2013
Fuente

2. Echeverría R. Emociones y Estados de ánimo. Escuela Internacional de Coaching.
Fuente

3. Vera Vera O. LOS ESTADOS DE ÁNIMO Y EL AUTOESTIMA EN LOS ESTUDIANTES DE 10mo AÑO DE EDUCACIÓN GENERAL BÁSICA PARALELOS “A”, “B” Y “C” DE LA UNIDAD EDUCATIVA MARIO COBO BARONA DE LA CIUDAD DE AMBATO. Universidad Técnica de Ambato. 2016.
Fuente

4. Piqueras Rodríguez J.A; Ramos Linares V.; Martínez González A.E.; Oblitas Guadalupe L.A. Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física. Fundación Universitaria Konrad Lorenz. Suma Psicológica. 2009.
Fuente

5. Rodríguez Romero D. Alimentación y Emociones Una sinergia fundamental para nuestro bienestar. Universidad de Barcelona. 2017
Fuente

6. Miró E.; Cano Lozano M.; Buela Casal G. Sueño y calidad de vida. Universidad Nacional de Colombia. Revista Colombiana de Psicología. 2005.
Fuente

7. Gálvez Galve J.J. Meditación y emociones. Universidad de Zaragoza. 2014.

8. Gómez Samblás R. EFICACIA DE LA PRÁCTICA DE MINDFULNESS PARA EL TRATAMIENTO DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN. Universidad de Jaén. 2017
Fuente

9. Castelló M.; Fernández de Sanmamed M.; García J.; Mazo V.; Mendive J.M.; Mercé Rico M.; Rovira A.; Serrano E.; Zapater E.; Atención a las personas con malestar emocional. Forum Catalán de Atención Primaria. 2016.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

¿Cómo puedo mejorar mi ánimo con la actividad física?
Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía. ¿Cómo puedo mejorar mi ánimo con la actividad física? Guía de autoayuda para la depresión y los trastornos de ansiedad. 2013
Ir a la fuente
Emociones y Estados de ánimo.
Echeverría R. Emociones y Estados de ánimo. Escuela Internacional de Coaching.
Ir a la fuente
LOS ESTADOS DE ÁNIMO Y EL AUTOESTIMA EN LOS ESTUDIANTES DE 10mo AÑO DE EDUCACIÓN GENERAL BÁSICA PARALELOS “A”, “B” Y “C” DE LA UNIDAD EDUCATIVA MARIO COBO BARONA DE LA CIUDAD DE AMBATO.
Vera Vera O. LOS ESTADOS DE ÁNIMO Y EL AUTOESTIMA EN LOS ESTUDIANTES DE 10mo AÑO DE EDUCACIÓN GENERAL BÁSICA PARALELOS “A”, “B” Y “C” DE LA UNIDAD EDUCATIVA MARIO COBO BARONA DE LA CIUDAD DE AMBATO. Universidad Técnica de Ambato. 2016.
Ir a la fuente
Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física.
Piqueras Rodríguez J.A; Ramos Linares V.; Martínez González A.E.; Oblitas Guadalupe L.A. Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física. Fundación Universitaria Konrad Lorenz. Suma Psicológica. 2009.
Ir a la fuente
Alimentación y Emociones Una sinergia fundamental para nuestro bienestar.
Rodríguez Romero D. Alimentación y Emociones Una sinergia fundamental para nuestro bienestar. Universidad de Barcelona. 2017
Ir a la fuente
Sueño y calidad de vida.
Miró E.; Cano Lozano M.; Buela Casal G. Sueño y calidad de vida. Universidad Nacional de Colombia. Revista Colombiana de Psicología. 2005.
Ir a la fuente
Meditación y emociones.
Gálvez Galve J.J. Meditación y emociones. Universidad de Zaragoza. 2014.
EFICACIA DE LA PRÁCTICA DE MINDFULNESS PARA EL TRATAMIENTO DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN.
Gómez Samblás R. EFICACIA DE LA PRÁCTICA DE MINDFULNESS PARA EL TRATAMIENTO DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN. Universidad de Jaén. 2017
Ir a la fuente
Atención a las personas con malestar emocional
Castelló M.; Fernández de Sanmamed M.; García J.; Mazo V.; Mendive J.M.; Mercé Rico M.; Rovira A.; Serrano E.; Zapater E.; Atención a las personas con malestar emocional. Forum Catalán de Atención Primaria. 2016.
Ir a la fuente
Evaluaciones