negar cigarrillos
Última actualización: 22 enero, 2021

Decir que no es el primer paso. Como bien sabemos, el vicio del cigarrillo es algo que nuestra sociedad ha tenido presente desde hace micho tiempo. Si bien es cierto que mucha gente logra dejarlo, también lo es el hecho de que a muchos les cuesta o simplemente no pueden dejarlo.

Cuando pensamos en dejar de fumar, seguramente lo hacemos como un logro personal donde solamente estamos involucrados uno mismo, y esta puede ser la razón por la cual recaemos, ya que pensamos a nivel micro, cuando en realidad deberíamos preguntarnos: ¿Cómo puede mejorar mi salud si lo dejo? ¿Qué beneficios le traería a mi familia si lo dejo? No te preocupes si te sientes abrumado con todas esas preguntas, aquí encontraras todo lo que quieres saber.




Lo más importante

  • El dejar de fumar no es fácil. Mucha gente intenta dejarlo, pero recae por lo que se sienten frustrados al no poder dejarlo. El problema recae en el hecho de no verlo como un fracaso, pero más bien un proceso de aprendizaje para luego intentarlo otra vez.
  • Conozca cuáles son los síntomas que siente al dejar de fumar: depresión, incremento en el apetito, dolores de cabeza, ansiedad, impaciencia, etc. de esta forma sabrá de una mejor manera que es lo que siente para tratar de encontrar una solución.
  • Hay que recordar que los síntomas al dejar de fumar van a de depender de dos factores. El primero es la cantidad de tiempo en la cual usted fumó y la segunda la cantidad de cigarrillos fumados durante ese período.

9 Tips imprescindibles para dejar de fumar de la forma correcta

Como bien hemos mencionado anteriormente, dejar de fumar no es sencillo, pero lo más importante es empezar y no dar varias vueltas para retrasar este proceso de lo contrario caeremos en un círculo vicioso. Para esto, presta atención a los siguientes tips:

1. Pequeñas victorias

Si bien es cierto, dejar de fumar no es fácil, y no es algo que dejaremos de un día a otro, por lo que la constancia durante este proceso es clave. Cada día que pasemos sin un cigarrillo es un pequeño grano de arena que dará sus frutos al largo plazo.

Como hemos mencionado, el dejar de fumar es un proceso largo y tedioso. Para esto, te mostramos los beneficios que le traerá a tu cuerpo en el largo plazo:

Parte del cuerpo afectada Beneficios Tiempo después de dejar el cigarrillo
Arterias y corazón Se normalización de la presión arterial y ritmo cardíaco 20 min
Torrente sanguíneo Se reduce a la mitad el nivel de monóxido y la nicotina, normalizando el nivel de oxígeno 8 horas
Corazón y pulmones Reduce el riesgo de infartos y reducción de mucosidad en pulmones 24 horas
Olfato y gusto El olfato y gusto regresan a su normalidad. Desaparece la nicotina del sistema 48 horas
Pulmones Reducción de la tos y aumento de bienestar 3 días
Torrente sanguíneo Mejora la circulación y desaparece la dependencia de nicotina 15 días
Arterias y flujo sanguíneo Mejora la presión arterial y el flujo de sangre a nuestras extremidades 1-2 meses
Sistema inmunológico Resistencia contra las enfermedades 3-6 meses

2. Cómo afrontar las situaciones difíciles al dejar de fumar

Los primeros día y semanas no serán nada fáciles, ya que venimos acostumbrados a un cierto hábito y comportamiento, por lo que tartar de salirnos de nuestra zona de confort como un centro comercial, restaurante, biblioteca y otros sitios parecidos nos forzará a no poder fumar y de este modo, acostumbrarnos a la situación.

Por otro lado, seguramente vamos a querer satisfacer la sensación del cigarrillo, para esto podemos consumir chicles sin azúcar, palitos de canela o simplemente tomar bastante agua y así mantenernos hidratados.

¿Sabías qué?: «El tabaco también afecta a las personas no fumadoras, ya que más de 600.000 muertes al año se producen entre quienes están expuestos al humo del tabaco. Mueren debido al cáncer, cardiopatías, asma y otras enfermedades».

3. Evitar las tentaciones

Uno de los errores más comunes por parte de los fumadores y consumir bebidas o comidas que compartan recuerdos o estén asociados al momento en que se fumaban un cigarrillo. Por ejemplo, tomar café o beber alcohol, las cuales van de la mano con el vicio.

Este proceso debe ser tomado con bastante seriedad por lo menos durante los primeros meses, de esta forma crearemos rutinas y hábitos que se adapten a nuestro nuevo estilo de vida. Sucesivamente, este proceso se volverá cada vez más fácil.

dejar el cigarro

Hay que aprender a decir que no y pensar en nuestro futuro (Fuente: Tumisu: 4036139/pixabay.com)

4. Ataques de ansias

Algo muy común son los ataques de ansias, ya que obviamente venimos malacostumbrados al cigarrillo. Para esto hay una solución un tanto sencilla, la cual es remplazar nuestro antiguo vicio por uno nuevo, pero saludable.

Existen muchas maneras de solucionar este tipo de ansias, como por ejemplo comer una manzana, o a lo mejor una zanahoria.

Hay personas que tratan de calmar estas con ejercicio, lo cual es una solución creativa que al mismo tiempo nos beneficia muchísimo. Lo importante es siempre tratar de mantenernos ocupados, de manera que nuestra mente esté enfocada en realizar otras actividades. Así poco a poco las ganas de fumar se verán lentamente sustituidas por otras actividades, las cuales seguramente traerán un impacto muy positivo a nuestro cuerpo.

5. Pedir apoyo a los demás

Es muy importante hacer saber a nuestra familia y círculo cercano de amigos que hemos decidido dejar de fumar, de esta forma, nos pueden brindar toda la ayuda que necesitamos para no sentirnos solos. Además, es una manera muy eficiente de que también nos echen una mano tratando de controlar nuestros impulsos.

La cantidad de dinero que se pudiese ahorrar es bastante considerable (especialmente si lo vemos en el largo plazo).

Muchas veces estamos negados a aceptar que tenemos un problema y que todo está bien. Pues, muchas veces no nos damos cuentas que las personas que nos rodean  son las que realmente pueden ver lo que está pasando, y es precisamente por esta razón que siempre debemos escuchar lo que las personas cercanas tienen que decir respecto a nosotros, ya que ellas pueden ver lo que nos está sucediendo desde una perspectiva más amplia.

6. Pensar en nuestro futuro

Este es un tema muy importante, ya que muchos fumadores no dejan el cigarrillo hasta que ya es muy tarde. Debemos entender que si es cierto que se puede sentir bien fumar y que al mismo tiempo se disfruta, pero debemos entender que este vicio trae muchas consecuencias negativas y perjudiciales a nuestra salud.

Una de las razones por la que los fumadores no dejan el cigarrillo es porque piensan que nunca les pasará nada, lo cual es falso.

Por este motivo, debemos ver todos los beneficios que conlleva el dejar de fumar, como por ejemplo más energía o una mejor salud. Muchos de los fumadores decide dejar de fumar cuando ha pasado una situación de miedo, la cual básicamente ha forzado a dejar este vicio.

Pero, la pregunta que debemos hacernos es: ¿Realmente vale la pena llegar al punto de tener que pasar un susto para abandonar este hábito?

fumar acorta la vida

Recuerdad siempre que el fumar acorta la vida (Fuente: PublicDomainPictures: 20225/pixabay.com)

7. Grupos o programas de prevención

Una forma de no lidiar solos, con respecto a la situación de dejar de fumar, es asistiendo a grupos o programas de ayudas. Si bien no es un poco duro aceptar que tenemos un problema, en este caso la adicción al cigarrillo, debemos recordar que no somos los únicos. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid posee un programa para todos aquellos que quieran dejar el tabaco.

Este programa consta de diferentes procesos y pasos a lo largo de su desarrollo. Realizan sesiones y talleres individuales y en grupo, motivando a todas las personas que participen para ayudarlos a dejar el vicio.

Adicionalmente, posee muchas actividades, las cuales están orientadas a controlar el proceso de las personas involucradas, con sus controles cada cierto tiempo para asegurarse de que las personas estén cumpliendo su cometido.

8. El aspecto monetario de fumar

Uno de los aspectos que muchas personas no se dan cuenta, es el financiero. En promedio, el 23% de la población española fuma cigarrillos, con una media de al rededor de 10,7 cigarrillos diarios. Esto en el largo plazo representa un gasto considerable, que así lo queramos o no, es un dinero que pudiese ser empleado en cosas mucho más productivas.

El promedio de una caja de cigarrillos se sitúa en al rededor de los 5 €, y con una matemática común podemos determinar que al cabo de un año nuestro gasto podría estar en los 826 € si fumamos solamente 10 diarios, lo cual es mucho dinero y no hablar si el vicio se mantiene por los siguientes 10 años… 8.260 €, esto podría representar la inicial de un negocio nuevo, la mitad del financiamiento de un coche nuevo o dinero que pudo haber estado ahorrado generando intereses. A continuación, una tabla comparando los gastos:

Cantidad de cigarrillos diarios (promedio por caja 5€) 1 mes 1 año
10 cigarrillos (medio paquete) 68€ 826€
15 cigarrillos 102€ 1.239€
20 cigarrillos (un paquete) 136€ 1.657€

9. Cómo lidiar durante las festividades y eventos

Lo principal es mantenerse ocupado con distintos tipos de actividades a lo largo de los días, como lo pueden ser cocinar, arreglar la casa o incluso ser el anfitrión del evento. Cualquiera sea su objetivo, lo importante es mantenerse activo.

Es importante mantenerse alejado lo más que se pueda del alcohol o de ciertos alimentos altos en azúcar, ya que estos propician las ganas de fumar.

Claro, ya después de tiempo habiéndolo dejado, se podrán retomar las actividades que solíamos hacer, pero de una manera mucho más saludable.

Resumen

Finalmente, sabemos que el dejar de fumar no es tarea fácil, y que mucha gente falla al tratar de hacer, pero debemos tomar en cuenta dos aspectos importantes sobre esto: el primero es no ver el no poder haber dejado de fumar como un fracaso, pero como un aprendizaje y el segundo es visualizarnos en el futuro sabiendo que nuestra vida mejorará y seremos mucho más saludables.

Por otra parte, también debemos recordar que el dejar de fumar no es tarea fácil, pero paso a paso podemos lograr que nuestros esfuerzos den frutos en el futuro. Para esto debemos enfrentar al principio unos días duros, sacrificando nuestras comidas y bebidas favoritas (o toda actividad que asociemos conjunta con fumar) pero que en el tiempo valdrá la pena y podamos retomar nuestro antiguo estilo de vida, pero de una manera más saludable.

(Fuente de la imagen destacada: Myriams-Fotos: 2383236/pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones