Publicado: 22 marzo, 2021

Nuestro método

18Productos analizados

22Horas invertidas

3Estudios evaluados

166Comentarios recaudados

El casco de esquí es un elemento muy importante cuando hablamos de seguridad. Ya que el esquí es una práctica donde el peligro puede aparecer en situaciones muy variadas. Por ejemplo, caídas y choques con otros esquiadores, entre otras circunstancias.

Por ello, te hablaremos sobre el casco de esquí y sus diferentes tipos. Además, te recomendaremos aquellos que mejor se adapten a las diferentes necesidades de los esquiadores.




Lo más importante

  • El casco de esquí es un elemento esencial a la hora de practicar este deporte. Ya que nos protege de impactos y caídas.
  • Existen distintos tipos de casco de esquí y cada modelo se adapta a diferentes usos, preferencias y necesidades.
  • Debes tener en cuenta diferentes criterios de compra. Estos te ayudarán a encontrar el casco de esquí ideal para ti. Tanto en términos de seguridad como de comodidad.

Los mejores cascos de esquí del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te mostraremos los 4 mejores cascos del mercado según nuestra selección. Todos ellos destacan por su calidad y por tener unas características propias.

El mejor casco de esquí según su calidad-precio

Este casco de esquí tiene una carcasa exterior hecha de policarbonato y un núcleo interior EPS. De este modo, encontramos un protector ligero y muy resistente al impacto. Además, incluye 14 orificios que permiten una correcta ventilación. El forro interior está hecho de malla y lana. Lo que brinda calidez y comodidad para el usuario. En este sentido, el casco puede ajustarse a gusto del consumidor.

El casco Tomshoo podemos encontrarlo a un precio asequible, oscila entre los 30 y los 40 euros. Además, se puede adquirir en color blanco y negro. Sus diversas características lo posicionan como la alternativa más asequible del mercado en cuanto a calidad-precio. El casco destaca por la ligereza de su material, la comodidad de su forro interior y el policarbonato del que está hecho.

El mejor casco de esquí con visera

Este casco de esquí esta hecho de policarbonato y núcleo interno de EPS americano. Lo que conlleva a que sea resistente ante los impactos. La lente es antideslumbrante. Destaca su doble capa, muy adecuada a climas soleados. El casco cuenta con una rueda que permite ajustarlo a la cabeza del usuario una vez puesto. Además, contiene un almohadilla interior que le da una mayor comodidad.

Este casco de esquí destaca por su visera incorporada. Esta le permite al esquiador una mayor comodidad ante climas soleados. Además, el material del que está compuesto es muy resistente ante los golpes. Proporciona una gran seguridad en caso de accidente.

El mejor casco de esquí para niños

Este casco es cómodo, con la forma perfecta para adaptarse a la cabeza del niño y protegerlo ante colisiones. Esto se consigue gracias a su forma ergonómica y a su carcasa formada por poliestireno. Cuenta también con orejeras y forro interno para una mayor sensación de comodidad y calidez. Además, tiene un retenedor de gafas para poder acoplarlas durante la práctica del esquí.

Su diseño simple, pero efectivo, proporciona una gran comodidad y seguridad para los niños. Además, su forro interior permite que el calor se conserve y su retenedor de gafas facilita la elección de las lentes adecuadas a cada clima.

El mejor casco de esquí multiusos

Este versátil casco de esquí es perfecto para otras actividades. Por ejemplo, el ciclismo o el esquí fuera de pista. La carcasa está formada por material ABS, con un forro interior extraíble y lavable. Lo que aporta comodidad y seguridad ante golpes. Además, su forma ovalada permite un buen ajuste. Por último, este casco cuenta con un sistema de audio compatible.

El casco de esquí que os presentamos en esta reseña es ideal para la gente que disfruta con deportes de riesgo. Su adaptabilidad a cualquier situación de peligro es perfecta. Permite desarrollar cualquier actividad con gran seguridad. La rueda reguladora consigue que el casco tenga un acople perfecto a la cabeza del usuario.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el casco de esquí

Si te has decidido a adquirir un casco de esquí, es importante que sepas cuál se adapta mejor a ti. Para ello, te traemos algunos de los datos más importantes a tener en cuenta. Así, como algunas de las preguntas más comunes entre los consumidores.

El casco de esquí es un elemento esencial a la hora de practicar este deporte, ya que nos protege de impactos y caídas. (Fuente: Anatoliygleb: 89417716/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene utilizar un casco de esquí?

El casco de esquí es un elemento que poco a poco se ha ido generalizando entre los esquiadores. No está instaurada su obligatoriedad en las pistas. Sin embargo, ya son muchos los usuarios con casco que encontramos en pistas.

En las pistas de esquí suele haber mucha afluencia de gente. Y su uso puede protegernos de diferentes choques con otros esquiadores. Además, también es importante resaltar el factor del terreno. Los diferentes usuarios de las pistas mueven la nieve, por lo que podemos encontrarnos superficies peligrosas.

En este sentido, el casco de esquí nos protegerá la cabeza ante diferentes caídas que no podamos prever. Por último, es importante destacar que las condiciones climatológicas pueden jugar en nuestra contra. De este modo, los cascos nos proporcionan protección contra el frío y también contra el choque de copos de nieve duros, rocas y otras adversidades.

Ventajas
  • Protección ante golpes
  • Aislante del frío
  • Seguridad
  • Aumenta tu visibilidad
Desventajas
  • Algunos son incómodos
  • Pueden empañar tus gafas
  • Peligro si no lo fijas bien

¿Qué tipos de casco de esquí existen?

A la hora de definir los tipos de cascos de esquí existentes, debemos tener en cuenta diversos factores.

Por un lado, es importante saber si buscamos un casco de esquí integral. Este tipo de protección nos cubre toda la cabeza por completo. Asimismo, proporciona una seguridad muy alta, ya que protege totalmente nuestra cabeza de posibles accidentes.

Por otro lado, encontramos los que no son integrales. Aquellos que, pese a ser un elemento de protección, no cubren toda la cabeza. Dejando, por ejemplo las orejas al descubierto.

Casco Integral Casco no integral
Cubre el cráneo y las orejas No cubre las orejas
Aísla de los golpes Aísla de los golpes
Mayor resistencia Menor resistencia pero desmontable
Debe estar homologado Debe estar homologado

¿Qué extras puede llevar un casco de esquí?

En los cascos de esquí encontramos diversos extras. Estos darán a nuestra protección diferentes características. La presencia de estos elementos en el casco dependerá de las necesidades y preferencias de cada usuario. A continuación, especificaremos algunos de los extras más importantes:

  • Visera integrada
  • Orejeras
  • Transpiración del casco
  • Casco de esquí con sonido integrado
  • Sistema GPS

¿Qué talla de casco de esquí se adapta mejor a nuestras necesidades?

La elección de una talla correcta de casco de esquí es esencial. Sobre todo, para garantizar nuestra seguridad cuando estamos esquiando. Para ello, tendremos que buscar un tamaño que nos resulte cómodo. Pero, con la sujeción suficiente para que nos proteja.

Adjuntaremos una tabla con las tallas ideales según el tamaño de nuestra cabeza:

Talla Tamaño de la cabeza
S 55-56 cm
M 57-58 cm
L 59-60 cm
XL 61-62 cm
XXL 63-64 cm

¿Cómo debemos colocarnos el casco de esquí?

Anteriormente, hemos hablado de conceptos como la talla o la integridad del casco de esquí. En este apartado, nos centraremos en otro elemento esencial a la hora de garantizar nuestra seguridad: la buena colocación del casco. Ya que, para asegurar su correcto funcionamiento, hemos de utilizarlo como es debido.

Una de las cosas más importantes a la hora de ponernos el casco, es tener en cuenta el ajuste con el que nos lo acoplamos a la cabeza. Para ello, tendremos que regular el acople de tal modo que nos permita estar cómodos. Y que, a su vez, no se mueva de la cabeza.

Cada modelo de casco puede tener diferentes tipos de fijación. Pero, lo más importante será siempre una correcta colocación del barbuquejo. Es un un elemento que está siempre presente. Por ello, tendremos que regularlo y acoplarlo perfectamente a nosotros.

Existen distintos tipos de casco de esquí y cada modelo se adapta a diferentes usos, preferencias y necesidades. (Fuente: Aragami12345: 8672739/ 123rf.com)

¿Qué alternativas a los cascos de esquí existen?

En términos de seguridad, cabe destacar que no existe ninguna alternativa más segura que el casco de esquí. Es lo que más nos protege cuando realizamos este deporte. Pese a ello, sí que podemos encontrar algunas opciones para cubrirnos la cabeza.

De las posibles variantes que se pueden utilizar, destaca el gorro. Un elemento que, si bien no nos protegerá antes golpes, sí funcionará como aislante del frío. En este sentido, es importante destacar su comodidad, así como su asequible precio. Pese a ello, la protección que nos proporcionará será muy limitada.

Del mismo modo, existe la opción de la gorra con visera. Este complemento nos protegerá del sol y del frío. Pero, como ocurre con el gorro, su función como protector ante caídas y golpes será mínima. Al menos, en comparación con un casco de esquí.

Por ello, sí que existen alternativas al casco de esquí para aislarnos del sol o el frío. Pero si queremos seguridad al 100%, lo mejor es el casco de esquí.

Criterios de compra

A la hora de elegir un casco de esquí, es necesario tener en cuenta una serie de factores. Serán muy importantes para acertar con nuestra compra. A continuación, hemos seleccionado algunos criterios que deberás valorar. Así, podrás garantizar que tu elección sea la correcta.

Tipo

A la hora de elegir un casco de esquí, tenemos que tener en cuenta cuál es el tipo que más se ajusta a nuestras necesidades. En este sentido, es muy importante medir si queremos un casco integral o parcial. Además, habrá que tener en cuenta si buscamos un tipo de casco de esquí con visor o si preferimos uno con sujeción trasera para las gafas. A todas estas características se le pueden añadir otros elementos. Por ejemplo, la tecnología GPS o el audio incorporado, entre otros.

Será imprescindible saber qué tipo de casco se acopla mejor a las necesidades que tengamos, teniendo en cuenta factores como la comodidad o la presencia de tecnología.

Los cascos de esquí pueden tener diferentes extras. (Fuente: Rudakova: 117306337/ 123rf.com)

Seguridad

La seguridad es uno de los criterios más importantes a la hora de elegir un casco de esquí. Por ello, será necesario confirmar que cumple con las pautas necesarias para ser seguro.

Para que un casco sea seguro, hay que tener en cuenta conceptos como el barbuquejo. Este debe tener un buen acople, también la adherencia del casco. Es decir, que no se deslice ante caídas. Y, por último, las zonas que tapa. No será igual de efectivo ante caídas un casco integral que uno que cubra la cabeza de un modo parcial.

Constitución

En cuanto a la constitución del casco de esquí, cabe destacar que existen diferentes modelos que aseguran la protección frente a las caídas. Por norma general, este tipo de añadidos en el casco depende de la marca que lo produzca. Pese a ello, podemos diferenciar distintos tipos de cascos según su constitución:

  • Cascos ABS
  • Construcción en molde
  • Relleno EPS
  • Cascos multi-impacto

El casco de esquí es un elemento imprescindible para garantizar la integridad de nuestra cabeza cuando estamos esquiando. (Fuente: Kuznetsov: 138390617/ 123rf.com)

Ventilación

Los cascos de esquí siempre tienen un sistema de ventilación. Este permite que el esquiador pueda desarrollar su actividad con comodidad. Además, también es importante que el casco tenga una buena ventilación. Así se evita que las gafas se empañen durante la práctica y que el agua entre dentro del casco.

En este sentido, cada marca tiene sus preferencias en cuanto a sistemas de ventilación. Entre ellas, existen las siguientes posibilidades:

  • Orificios de ventilación abiertos
  • Orificios de ventilación ajustables
  • Rejillas de ventilación sobre la máscara

Resumen

El casco de esquí es un elemento imprescindible para garantizar la integridad de nuestra cabeza cuando estamos esquiando. Una correcta utilización del casco nos protege de posibles colisiones y caídas. Estas pueden surgir durante el desarrollo de la actividad. Además, el casco de esquí funciona también como aislante contra el frío.

En el mercado, podemos encontrar varias tipologías de casco de esquí. Cada uno tiene sus propias características y elementos adicionales. Podremos elegir entre diferentes modelos, materiales de construcción o tecnología presente.

Es un elemento básico para cualquier esquiador que quiera desarrollar este deporte de un modo seguro.

(Fuente de la imagen destacada: Stepanov: 140003376/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones