Última actualización: 16 septiembre, 2021

Las vitaminas son sustancias nutritivas fundamentales para una dieta sana. La insuficiencia de estos micronutrientes puede tener consecuencias negativas en nuestro organismo. Una de ellas es la disminución de glóbulos rojos circulantes, una condición más conocida como anemia por deficiencia de vitaminas.

Esta afección sanguínea posee una serie de síntomas y múltiples causas de su aparición. En este artículo, responderemos a diversas preguntas sobre esta condición y describiremos información sobre el tratamiento y la prevención. Te invitamos a seguir leyendo para enterarte de más.




Lo más importante

  • La anemia por deficiencia de vitaminas también se conoce como anemia megaloblástica, la cual se caracteriza por la deficiencia de vitamina B12, vitamina C y folato.
  • Una de las causas principales de esta afección es la mala absorción de nutrientes, la cual se puede dar por una dieta desequilibrada o por condiciones propias del organismo.
  • Existen grupos de personas más predispuestas a sufrir este tipo de anemia, por lo que es necesario que lleven tratamientos para ayudarlos a mantener niveles altos de estas vitaminas.

Lo que debes saber sobre la anemia por insuficiencia vitamínica

La anemia afecta directamente a órganos importantes como el corazón y el cerebro. Debido a su complejidad, esta condición puede confundirse con otros desórdenes. En esta sección, responderemos algunas preguntas con respecto a la anemia por deficiencia de vitaminas.

Un hemograma completo es un examen médico de rutina para controlar tu salud general y para detectar diversos trastornos como el descenso de glóbulos rojos. (Fuente: Zhiminaicela: 3498584/ pixabay)

¿Cuáles son los síntomas de la anemia por deficiencia de vitaminas?

Esta clase de afección puede mostrar señales sutiles al principio e ir aumentando paulatinamente. Es un proceso de etapas, por lo que puede demorar meses o incluso años. En la siguiente lista, te indicamos los síntomas más frecuentes de este trastorno (1)(2):

  • Síntomas fisiológicos: Las señales de la anemia son la falta de aliento, molestias gastrointestinales, palidez, pérdida considerable de peso, úlceras bucales y debilidad muscular.
  • Síntomas psicológicos: Los indicios más comunes son los cambios bruscos de personalidad, pérdida del apetito, fatiga, lagunas mentales y confusión repentina.

¿Qué examen determina la anemia por deficiencia de vitaminas?

El déficit de vitamina puede resultar en daños neurológicos permanentes, por lo que es fundamental tener un diagnóstico temprano para poder combatirlo (3). El hemograma es una herramienta clave para evaluar el estado de la sangre. Este análisis de laboratorio permite saber la cantidad de glóbulos rojos y, con ello, detectar indicios de anemia en los pacientes (4).

Con respecto a la vitamina B12, el diagnóstico se suele realizar mediante la determinación de esta vitamina en suero (2). Asimismo, los hallazgos clínicos pueden determinarse mediante los síntomas e indicadores como palidez, fatiga muscular y alteraciones psicológicas (4).

¿Cuáles son las causas de la anemia por deficiencia de vitaminas?

Por lo general, este tipo de anemia se relaciona con el déficit de vitaminas B12, vitamina C y el folato (B9). No obstante, esta deficiencia puede deberse a muchos factores. A continuación, te mencionamos las causas más frecuentes de cada una:

Deficiencia de folato (vitamina B9)

El déficit de folato es una de las causas más frecuentes de la anemia megaloblástica. Esto puede ocurrir en pacientes que (5)(6):

  • Llevan una dieta deficiente en alimentos con B9. Puede que el cuerpo tenga una deficiencia nutricional, usualmente visto en adultos mayores y personas alcohólicas.
  • No absorben correctamente los nutrientes. Se puede deber a enfermedades o trastornos gástricos que afectan la absorción. Este es el caso de las personas celíacas o pacientes con diarrea crónica (7).
  • Tienen una alta demanda de vitamina B9: Esto puede ocurrir debido a condiciones como embarazos, anemia hemolítica o eczema.

Deficiencia de vitamina B12

El poco consumo de vitamina B12 puede resultar en el desarrollo de anemia megaloblástica. La deficiencia de esta vitamina ocurre con menor frecuencia; sin embargo, es posible que algunas dietas promuevan esta afección. Este déficit suele verse en pacientes que (2)(5)(6):

  • No absorben correctamente los nutrientes: Esto puede deberse a condiciones como síndromes o insuficiencias gástricas, estados posoperatorios o anemia perniciosa.
  • No consumen debidamente la vitamina: Esto suele atribuirse a personas con dietas vegetarianas o veganas, ya que la vitamina B12 se puede encontrar en alimentos de origen animal.

Deficiencia de vitamina C

La vitamina C es muy importante para la formación de huesos, piel y tejidos internos como tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. La insuficiencia de esta vitamina se ve en pacientes con (8, 9):

  • Poco consumo de la vitamina: Las personas cuya dieta no incluye alimentos ricos en vitamina C tienden a presentar bajos niveles. Una deficiencia aguda ocurre por un aumento del consumo metabólico.
  • Múltiples fallas en los órganos o enfermedades críticas: En circunstancias normales, la ingesta dietética es suficiente para mantener niveles normales de vitamina C. No obstante, durante una enfermedad, el aumento de la demanda puede provocar insuficiencia.

¿Cuáles son los factores de riesgos en pacientes con anemia por deficiencia de vitaminas?

Si bien una alimentación completa es importante para todas las personas, existen personas más propensas a sufrir de esta condición. Entre los grupos de riesgo, se incluyen a los pacientes que (3):

  • Sufren de afecciones gastrointestinales. Desórdenes como la estomatitis, anorexia o diarrea pueden implicar de manera negativa la absorción de nutrientes (7).
  • Tienen una dieta reducida en fuentes naturales de vitaminas. Este factor suele implicar a las personas vegetarianas y veganas debido a la ausencia de carnes y lácteos en su dieta regular.
  • Sufren de alcoholismo. El consumo excesivo produce una absorción baja o interrumpida de vitamina B12 y folato, así como otros nutrientes importantes.
  • Están embarazadas. El consumo de vitaminas en esta etapa es importante para evitar deficiencias en el aprendizaje y la memoria que pueden persistir hasta la edad adulta (10). La falta de folato en la madre puede resultar en abortos o partos prematuros (1).

¿Qué complicaciones trae la anemia por deficiencia de vitaminas?

La anemia, así como cualquier enfermedad, debe ser atendida de manera rápida para evitar devastadoras consecuencias. La alimentación es la clave para luchar contra esta clase de afecciones, por lo que es importante tomar prevenciones. De lo contrario, sin diagnosis ni tratamiento, la anemia por déficit vitamínico puede tener consecuencias graves e incluso mortales.

Si bien el progreso de esta condición puede tardar años en empeorar, es importante saber los efectos que puede tener en el organismo. Existen múltiples complicaciones que puede traer este tipo de anemia. Dependiendo de la vitamina en consideración, esta condición puede afectar en distintas áreas del paciente. Estas pueden incluir:

Complicaciones en el embarazo

La deficiencia de nutrientes como folato o vitamina B12 aumenta las posibilidades de partos prematuros y desórdenes en el bebé (10). Además, estas vitaminas son esenciales para el correcto desarrollo del feto. De lo contrario, puede desarrollar condiciones como espina bífida y labio leporino (1).

Por este hecho, muchas mujeres optan por consumir vitaminas prenatales, las cuales ofrecen una dosis necesaria de folato para evitar complicaciones. En mujeres cuya demanda de folato es mayor, se les recomienda una dosis mayor de hasta 5mg al día (10).

Complicaciones neurológicas

Estas manifestaciones son sumamente graves, ya que pueden llegar a ser irreversibles. La deficiencia de vitamina B12 puede generar que los impulsos nerviosos se ralenticen o incluso se detengan. El cerebro y otros nervios se verían afectados, generando así problemas como mala coordinación, irritabilidad y hasta demencia (2).

Las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir de deficiencia vitamínica debido a la alta demanda del feto. (Fuente: Hryshchenko: VbOWSrrEixA/ unsplash)

Complicaciones fisiológicas

Una dieta baja en estas vitaminas puede producir trastornos internos y externos. La deficiencia de vitamina C puede provocar escorbuto en sus pacientes, así como infecciones en el tracto respiratorio (8). Si bien estas complicaciones ocurren a un nivel extremo, se deben tener en cuenta las consecuencias de este déficit.

Tratamiento y prevención de la anemia por falta de vitaminas

Ahora que conoces los síntomas, las causas y los grupos de riesgo de esta condición, es importante que sepas las maneras en las que este mal puede ser tratado. En sí, los tratamientos para la anemia por déficit vitamínico se caracterizan de acuerdo a la vitamina que está faltando. No obstante, en muchos casos, dependerás de un cambio en tu dieta y el uso de suplementos de vitaminas.

Tratamientos para la anemia por insuficiencia de vitaminas

Hoy en día, existen muchas formas de tratar con este tipo de anemia. No obstante, la terapia depende de la vitamina deficiente en el organismo. En esta sección, desarrollaremos un poco más sobre las características de cada tratamiento.

Tratamiento por deficiencia de folato (B9)

Además de la modificación en la dieta, se recomienda tratar el déficit con suplementos de ácido fólico por vía oral a dosis de 5 a 10 mg al día hasta que normalicen los niveles de hemoglobina en el organismo (1). En casos de mayor severidad, puede aumentar la dosis bajo la consulta de un doctor.

Un dato importante del consumo de alimentos con altos niveles de folato es que tienen un mejor efecto si se consumen crudos, ya que la cocción reduce su eficiencia en un 50% (1). Suelen recomendarse alimentos como el brócoli y la espinaca, y vísceras como hígado y riñón.

Tratamiento por deficiencia de vitamina B12

Para el tratamiento, se recomienda la aplicación de dosis orales o intramusculares de cyanocobalamin, un compuesto de vitamina B12 (7). No obstante, se debe tener en cuenta que la administración para corregir o prevenir esta deficiencia suele ser de por vida, sin efectos a largo plazo.

Asimismo, se recomienda controlar mediante un hemograma a los 2 meses de tratamiento para valorar su eficacia (2). En casos severos donde se presenten síntomas hematológicos o neurológicos, los tratamientos pueden ser semanales al inicio y luego mensuales según el progreso del paciente (5).

Tratamiento por deficiencia de vitamina C

De igual manera, el tratamiento para la falta de vitamina C puede darse mediante un cambio en la alimentación o a través de dosis de compuestos de vitamina C. La suministración de dosis de vitamina C dependerá de la severidad del caso, por lo que se recomienda destinar el tratamiento a un doctor especializado (9).

Cómo prevenir la deficiencia de vitaminas

La mejor forma de prevenir esta afección en tu organismo es cambiando tus hábitos alimenticios y sustrayendo las adicciones en exceso. Además, una buena manera de anticiparse a las complicaciones de este desorden es incluir suplementos vitamínicos a nuestra dieta. En esta sección, desarrollamos los mejores métodos de prevención.

Modificación de dieta

Establecer una dieta balanceada y rica en vitaminas es una gran forma de prevenir esta afección. Es importante saber cuáles son los alimentos más convenientes para este caso. En la siguiente tabla te dejamos algunos.

Vitamina Alimentos recomendados
Folato (Vitamina B9) Puede hallarse en vegetales de hojas verdes como la espinaca y la acelga, frutas como la manzana y la naranja, nueces, yema de huevo y carnes, específicamente la parte del hígado.
Vitamina B12 Está presente en alimentos de origen animal. En otras palabras, se encuentra en el pescado, carne roja, carne de aves, huevos y productos lácteos.
Vitamina C Este antioxidante puede hallarse en cítricos como naranjas y tomates, pimientos rojos y verdes y kiwi.

Evitar el consumo de drogas legales

El consumo regular del alcohol afecta de manera significativa la forma en la que absorbemos los nutrientes como el ácido fólico. El alcoholismo crónico produce una rápida disminución de folato, ya que los licores tienen muy poco ácido fólico para cubrir los requerimientos diarios (1).

Cabe destacar que continuar consumiendo bebidas alcohólicas durante el tratamiento produce cambios en la condición de la anemia, lo cual prueba que existe un efecto metabólico del alcohol (1). Es por ello que se recomienda renunciar a la ingesta de manera preventiva para no aumentar la posibilidad de complicaciones a futuro.

Suplementos vitamínicos

En algunos casos, será necesario incorporar suplementos vitamínicos a nuestra dieta. De esta manera, aseguras el ingreso de los nutrientes necesarios para evitar la deficiencia de vitaminas. En el caso de la vitamina B12, se ha comprobado la eficacia metabólica de la administración oral para pacientes de riesgo (8).

Conclusión

Una buena alimentación, rica en frutas y verduras, es vital para luchar contra la anemia por deficiencia de vitaminas, ya sea a manera preventiva o bajo un tratamiento. No obstante, existen grupos más propensos a desarrollar este tipo de anemia, por lo que también debe considerarse el uso de suplementos vitamínicos.

Cabe destacar que todo tratamiento debe ir de la mano de la receta de un especialista. De esta forma, contarás con evaluaciones para ver tu progreso. Si presentas alguno de estos síntomas, acude a tu doctor lo antes posible. Esperamos que este artículo te haya servido para conocer más sobre esta condición.

(Fuente de la imagen destacada: natalimis: 88100706/ 123rf.com)

Referencias (10)

1. De Paz R, Hernández-Navarro F. Manejo, prevención y control de la anemia megaloblástica secundaria a déficit de ácido fólico. Nutrición Hospitalaria. 2006;21(1):113–9.
Fuente

2. Mariño Suárez JE, Monedero Recuero I y Peláez Laguno C. Deficiencia de vitamina B12 y tratamiento por vía oral. Una opción tan eficaz como (todavía) poco utilizada. Aten Primaria. 2003;32(6):382-7.
Fuente

3. Herrmann W, Obeid R. Causes and early diagnosis of vitamin B12 deficiency. Deutsches Aerzteblatt Online. 2008;105(40):680–5.
Fuente

4. Vargas MC. Anemia megaloblástica: Diagnóstico y manejo. Rev Med Cos Cen. 2011;68(597):155-8.
Fuente

5. Socha DS, DeSouza SI, Flagg A, Sekeres M, Rogers HJ. Severe megaloblastic anemia: Vitamin deficiency and other causes. Cleveland Clinic Journal of Medicine. 2020;87(3):153–64.
Fuente

6. Green R, Datta Mitra A. Megaloblastic anemias: nutritional and other causes. Med Clin North Am 2017; 101(2):297–317.
Fuente

7. Stabler SP. Clinical practice. Vitamin B12 deficiency. N Engl J Med 2013; 368(2):149–60.
Fuente

8. Hemilä, H. Vitamin C and Infections. Nutrients 2017; 9(339):1-28
Fuente

9. Spoelstra-de Man AME, Elbers PWG, Oudemans-Van Straaten HM. Vitamin C: Should we supplement? Current Opinion in Critical Care. 2018;24(4):248–55.
Fuente

10. Achebe MM, Gafter-Gvili A. How i treat anemia in pregnancy: Iron, cobalamin, and folate. Blood. 2017;129(8):940–9.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo de revista
De Paz R, Hernández-Navarro F. Manejo, prevención y control de la anemia megaloblástica secundaria a déficit de ácido fólico. Nutrición Hospitalaria. 2006;21(1):113–9.
Ir a la fuente
Artículo de revista
Mariño Suárez JE, Monedero Recuero I y Peláez Laguno C. Deficiencia de vitamina B12 y tratamiento por vía oral. Una opción tan eficaz como (todavía) poco utilizada. Aten Primaria. 2003;32(6):382-7.
Ir a la fuente
Artículo de reseña
Herrmann W, Obeid R. Causes and early diagnosis of vitamin B12 deficiency. Deutsches Aerzteblatt Online. 2008;105(40):680–5.
Ir a la fuente
Artículo de revista
Vargas MC. Anemia megaloblástica: Diagnóstico y manejo. Rev Med Cos Cen. 2011;68(597):155-8.
Ir a la fuente
Artículo de reseña
Socha DS, DeSouza SI, Flagg A, Sekeres M, Rogers HJ. Severe megaloblastic anemia: Vitamin deficiency and other causes. Cleveland Clinic Journal of Medicine. 2020;87(3):153–64.
Ir a la fuente
Artículo de revista
Green R, Datta Mitra A. Megaloblastic anemias: nutritional and other causes. Med Clin North Am 2017; 101(2):297–317.
Ir a la fuente
Artículo de revista
Stabler SP. Clinical practice. Vitamin B12 deficiency. N Engl J Med 2013; 368(2):149–60.
Ir a la fuente
Artículo de reseña
Hemilä, H. Vitamin C and Infections. Nutrients 2017; 9(339):1-28
Ir a la fuente
Artículo en línea
Spoelstra-de Man AME, Elbers PWG, Oudemans-Van Straaten HM. Vitamin C: Should we supplement? Current Opinion in Critical Care. 2018;24(4):248–55.
Ir a la fuente
Artículo en línea
Achebe MM, Gafter-Gvili A. How i treat anemia in pregnancy: Iron, cobalamin, and folate. Blood. 2017;129(8):940–9.
Ir a la fuente
Evaluaciones